lunes, 9 de julio de 2018

Ghost " Prequelle"

Ghost " Prequelle" Rock Suecia 2018
01. Ashes
02. Rats
03. Faith
04. See the Light
05. Miasma
06. Dance Macabre
07. Pro Memoria
08. Witch Image
09. Helvetesfönster
10. Life Eternal
11. It's a Sin (128)
12. Avalanche (128)

Cardinal Copia: Cantante
Nameless Goul: Guitarra
Nameless Ghoul: Bajo
Nameless Ghoul: Batería
Nameless Ghoul: Batería


En los primeros años de vida de esta banda nos vendieron el misterio, ¿ Quienes eran realmente estos tipos? La verdad es que no era muy difícil adivinarlo. El líder es Tobias Jens Forge que pasó por Crashdiet y Repugnant, proviene de la escena extrema sueca.
Se han montado un buen circo son sus Ghost, su puesta en escena es muy llamativa al igual que su apuesta musical o al menos lo era. Su debut en el 2010 " Opus Eponymous" llamó mucho la atención, era una mezcla entre Black Sabbath, Blue Oyster Cult, Satan, Mercyful Fate y los Judas Priest de los setenta. Pero álbum a álbum fueron cambiando su sonido a algo mucho mas comercial.
Presentan su cuarto larga duración. Después de la intro Ashes que no me dice nada llega el turno de Rats, un tema sencillo pero efectivo. Siempre con el órgano Hammond como acompañante, tiran de un riff de Randy Rhoads que recuerda a sus álbumes con Ozzy y lo combinan con un estribillo muy de los Kiss al que le dan un aire gótico en la parte final a lo Death SS.
Está claro lo que pretenden en este trabajo, quieren regresar al sonido de su primer álbum, el que nos dejó con la boca abierta, olvidando los dos anteriores trabajos, tan comerciales. Hay sorpresas como Faith, un medio tiempo oscuro, atmosférico y con un solo de guitarra orientado hacia el Shred y el neoclásico con un estribillo clásico y melódico.
Pero sus buenas intenciones se ven eclipsadas por otro tipo de temas como See the Light y sus aires Pop comerciales, está claro que quieren abarcar todo el tablero y orientar su mercado hacia terrenos mas comerciales que es donde se mueve el dinero de verdad. Pero si tratan de ser una versión oscura de Queen, ya lo han intentando anteriormente cien bandas.
Echo en falta aquella oscuridad que tenía la banda en su primer álbum, ese aire siniestro que le salía de forma natural. Ahora buscan una especie de rollo progresivo e incluso melódico que no sabes a cuento de que viene como el tema Miasma que despista mas que otra cosa.
Dance Macabre es la confirmación que los primeros temas fueron un espejismo, tema de Aor comercial a lo Journey, Toto y tantos otros. Pro Memoria sigue cotizando a la baja, esta vez influenciados por Alice Cooper y sus aires operísticos pero Alice es mucho Alice y el siempre lo hace divertido, no sucede lo mismo con esta banda sueca.
De lo poco salvable es Witch Image, que intenta ofrecer un poco la impresión que nos dejaron los primeros temas, es decir, un poco de energía y oscuridad y un gran labor en el solo de guitarra, muy envolvente, melódico y atmosférico. Lo dicho anteriormente, quieren ser Queen pero con aire siniestro y si me apuras hasta progresivo, porque hasta hay pinceladas de Space Rock a lo Hawkind en el tema Helvetesfönster. También nos encontramos con temas pausados acompañados a piano como Life Eternal.
Dos temas en el inicio del álbum que nos harán pensar que la mejor versión de Ghost está de vuelta, puro espejismo, siguen cotizando a la baja y siguen apostando por un híbrido que no se muy bien a donde les llevará. Un Rock blando, progresivo, atmosférico, tirando hacia el Glam, lo operístico y teatral y con tintes comerciales apostando por el Aor, pero sin garra, sin sonar adictivos en ningún momento.... sin rumbo y a la deriva, para que engañarse.

Puntuación: 2/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario