martes, 31 de julio de 2018

ballena azul en Galicia


En 1985 en Galicia quedó prohibida la pesca de la ballena. El gigante marino no era un extraño en aguas como las de la Costa da Morte entonces. Más de tres décadas después, el cetáceo parece estar regresando a su antiguo hogar. Al menos, para comer. El avistamiento de una ballena jorobada el martes en Corcubión y el de una ballena azul - en peligro de extinción- este jueves a unas millas de Fisterra, no muy lejos de antigua factoría ballenera de Caneliñas, confirma su regreso. «Las poblaciones están regresando a zonas que antes usaban para alimentarse en su ruta migratoria. Creemos que hay una lenta recuperación de la presencia de estos animales», apunta Bruno Díaz, zoólogo de Bottlenose Dolphin Research Institute. «Este verano se han adelantado. El año pasado las vimos entre septiembre y octubre», indica Díaz, que añade: «Este jueves se avistaron seis rorcuales comunes diferentes».

No hay comentarios:

Publicar un comentario