martes, 31 de julio de 2018

Adolf Hölzel

Su novedosa metodología didáctica le hizo muy popular entre los artistas de Alemania y del extranjero. La llamada “Escuela de Hölzel” no consistía en ninguna institución real, y él simplemente comenzó a impartir determinadas sesiones de pintura, teoría del color (fundamentado en los estudios de Goethe), composición, y otras, en el estudio de su amigo Langhammer.


Hölzel es considerado al mismo tiempo uno de los fundadores tanto de la Secesión de Múnich como de la Secesión de Viena

Su ensayo programático “Forma y distribución espacial”, publicado en Ver Sacrum, la revista de la Secesión de Viena, tuvo una enorme repercusión. Posteriormente entabló amistad con Carl Moll y se acercó al entorno estilístico de Gustav Klimt.

Desde su etapa en Dachau ya había comenzado a acercarse a la abstracción, en contraste con su posterior pintura de colores saturados. Realmente nunca abandonó definitivamente Dacha, ya que regresaba allí los veranos a impartir clases particulares de pintura.

En 1905, cuatro años antes de que Wassily Kandinsky lo hiciera, dibujó su obra abstracta Composición en rojo, en intensos colores.

Una parte importante de las teorías artísticas de Adolf Hölzel, en forma de notas manuscritas, se encuentran en la Galería estatal de Stuttgart. El Museo de arte de Stuttgart contiene la mayor colección de obras suyas y en el año 2005, en esta misma ciudad, se creó la Fundación Adolf Hölzel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario