miércoles, 13 de junio de 2018

Demonic Obedience " Fatalistic Uprisal of Abhorrent Creation"

 Demonic Obedience " Fatalistic Uprisal of Abhorrent Creation" Death Metal Grecia 2018
1. Conjuration
2. Inception
3. Awakening
4. Outbreak
5. Decampment
6. Act 6(66)
7. Annihilation
8. Scythe Bearer

George Ntavelas: Cantante, Guitarra, Bajo
Mark: Bajo
Kruxator: Cantante

La calidad compositiva de Demonic Obedience está fuera de toda duda, proyecto consolidado y aupado por la comunidad Underground. Esta banda fue creada por George Ntavelas  un compositor y guitarrista griego de 31 años procedente de Tesalónica, después emigró a Edimburgo y se estableció allí, en tierras escocesas donde gira y compone.
Su música es de un Death crudo y agresivo, no exento de técnica con alguna pincelada atmosférica de Black. Presentan su tercer trabajo que arranca con el tema Conjuration que tiene un momento estelar con un cambio de ritmo donde aparece el riff atmosférico y con cierta atmósfera oriental, un poquito de todo, desde la influencia de los Nile pasando por el Black ortodoxo de los Rotting Christ.
Inception es la fiesta del riff con un trémolo tan oscuro como acelerado con groove y distorsión máxima, buscan la cara mas amarga y cruda del Death Metal, con influencias que van desde Deicide pasando por Incantation, cumplen.
Siempre apostando por temas cortos y directos al grano con esa esencia griega que tiene cada una de sus composiciones y es que por mucho que ahora Ntavelas resida en Escocia , la tierra le tira y su música pasa por el clásico Blackened Death indefinido y ortodoxo heleno con buenos momentos agresivos y oscuros como el del tema lento Awakening, donde quiero destacar el clasicismo de los ritmos que me recordaron a Death y el buen trabajo al bajo.
Outbreak introduce los blast beats y por momentos roza el Brutal Death solo que con esa atmósfera tan evidente del Blackened Death, quizás me falta algo de chispa en sus temas aunque siempre suenan adictivos con este trabajo pretenden sonar mas rancios y oscuros que nunca. En este tema las guitarras se van doblando en el riff formando una melodía oscura y pegadiza que me recordó a Blasphemy.
Decampment devuelve a la banda a la senda de la oscuridad total y del Death con mayúsculas, muy en la línea de lo que te hacen hoy en día los Immolation o los Akerckoke, con ese puntito técnico aunque sin llegar a su magia.  A medida que los temas se van sucediendo la atmósfera del Blackened Death se va evaporando y la banda suena simplemente a Death Metal como en Act 6(66), aunque en este tema recrean un hipnótico medio tiempo de Death/ Thrash primitivo.
Eso si, en el tramo final se guardan los temas mas veloces, técnicos, agresivos y oscuros a golpe de Blast Beats en la batería, que han apostado por un músico de sesión que no figura ni en los créditos y la clásica distorsión con tonos bajos en la guitarra con buenos solos técnicos. Los temas Annihilation y Scythe Bearer ponen el punto y final a este trabajo. No supera a su anterior álbum pero siguen a un nivel alto.

Puntuación: 7,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario