jueves, 14 de junio de 2018

Bugatti Royale

El Bugatti Type 41, más conocido como Royale, es un automóvil de gran lujo con 4,3 metros de distancia entre ejes y 6,4 metros de longitud total. Su peso es de aproximadamente 3.175 kilogramos y utiliza un motor de ocho cilindros en línea de 12,7 L (12.763 cc). En comparación con el moderno Rolls-Royce Phantom (producido desde 2003), el Royale es aproximadamente un 20% más largo, y un 25% más pesado. Esto hace del Royale uno de los coches más grandes del mundo.


Ettore Bugatti había planeado construir 25 ejemplares del Royale, y venderlos a la realeza para convertirlo en el automóvil más lujoso. Pero incluso la realeza europea no iba a poder comprar esos coches durante la Gran Depresión, y Bugatti sólo fue capaz de vender tres de los seis fabricados.El prototipo tenía un motor con una cilindrada de cerca de 15 litros. En la versión de serie, la cilindrada fue reducida a 12,7 litros. El motor fue construido alrededor de un único gran bloque (aprox. 1,4 metros de largo por 1,1 metros de alto), siendo uno de los motores de automóvil más grandes que se fabricaron, con una potencia de 205 a 223 kW (275 a 300 CV). El motor se basaba en un diseño de motores de aviación que había sido diseñado por el Ministerio del Aire francés, pero nunca se produjo en esa configuración.4​

El chasis era comprensiblemente robusto, con una suspensión convencional semielíptica de ballesta en la parte delantera.4​ En la parte trasera se complementó con un segundo juego de ballestas. Unas grandes zapatas eran operadas mecánicamente a través de cables: los frenos eran eficaces pero, sin servofreno, se necesitaba un piloto con gran fuerza muscular para accionarlos.4​ Las ruedas del coche "Roue Royale" miden 610 mm de diámetro.

Como reflejo de algunas modas de la época, el conductor tenía delante una serie de botones de hueso de ballena, mientras que el volante estaba cubierto de madera de nogal.

La prueba de carretera realizada en 1926 por W. F. Bradley a solicitud de Ettore Bugatti para la revista Autocar demostró cómo la construcción del chasis permitía un muy buen y equilibrado manejo a alta velocidad, similar al de los pequeños deportivos de Bugatti, a pesar del peso y el tamaño del coche.5​

Todos los Royales fueron carrozados individualmente. La tapa del radiador representaba un elefante, una escultura del hermano de Ettore Rembrandt Bugatti

No hay comentarios:

Publicar un comentario