jueves, 31 de mayo de 2018

Wormlight " Wrath of the Wilds"

Wormlight " Wrath of the Wilds" Suecia Black Metal 2018
1. Wrath of Wilds
2. Reptilian King
3. Vittramark
4. The Ghostligh's Dance
5.  On Tattered Wings
6. Cry of thy Nameless
7. Nightmare
8. Invocation ( Intro)
9. Feast of the Mountain Kin

Tiamat: Cantante, Guitarra
Arktos: Bajo
King Antichrist: Batería
Latormortis: Guitarra


Desde la ciudad sueca de Umea los Wormlight, una banda de Black melódico que os va a sorprender por la inmensa calidad de sus componentes. Después de dos ep la banda edita su primer larga duración que salió a través del sello Black Lion.
Wrath of Wilds es un medio tiempo con ese sonido crujiente y oscuro en la guitarra rítmica, con atmósfera oriental que lleva el tema en volandas y un sonido de batería potente, épico y tribal, saben montárselo y generar expectativa, black ortodoxo.
No busques las típicas referencias del Black nórdico en este trabajo porque no las vas a encontrar, si la velocidad y la energía en temas como Reptilian King, pero suena mucho mas técnico, profundo y oscuro a lo que estamos habituados a escuchar.
Yo le recomiendo esta banda a los fans de Dissectium o Lord Belial. Lo que mas me gusta de Wormlight es que recrean una atmósfera fantasmagórica de la nada, rozando por momentos el Black sinfónico y trabajando mucho las voces guturales como en Vittramark.
 The Ghostligh's Dance arranca con un riff que solo puedo clasificar de Heavy Metal clásico y potente, me gusta la variedad a la hora de afrontar cada tema, pasamos de un metal a un Black/ Thrash denso y oscuro que recuerda a los Bathory de la primera época.
On Tattered Wings es un tema sinfónico, diría que un corte atmosférico y cinemático, lo que se lleva hoy en día vamos, solo que para mi gusto te corta un poco el rollo, quizás hace falta menos pomposidad y mas música en estado puro.
Por eso me quiero quedar con Cry of thy Nameless como el tema mas destacado de todo el trabajo, primero por la consistencia de su batería y luego por los cambios de ritmo tan dinámicos, aunque con los coros y los adornos sinfónicos le dan una tonalidad comercial que perjudica al tema.
En el tema Nightmare les vuelve a suceder, siempre quieren adornar en exceso sus temas y acaban por no sonar naturales del todo y eso que tienen garra, pero la diluyen por añadir factores externos que no añaden nada a su música.
Después de una Intro afrontamos el último tema del trabajo, que no es otro que Feast of the Mountain Kin, un tema de ocho minutos de duración. Donde se toman la composición del tema de forma diferente, con mas pausa y desarrollando clasicismo en estado puro. Me gusta los blast beats y el Black raw acelerado a lo Marduk o Immortal para luego cambiar de ritmo y ofrecer un solo melódico y limpio que queda genial incrustado entre tanta caña. Tienen mucha calidad, en ocasiones se exceden añadiendo matices a sus temas pero suena muy bien el primer larga duración de esta banda.

Puntuación: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario