martes, 29 de mayo de 2018

Torreznos

º.- La piel de la panceta curada debe estar bien seca, cuanto más seca mejor subirá la corteza al freír y más crujiente quedará. Por tanto, sacamos la panceta curada del envase de plástico o de la nevera 24 horas antes; la colgamos o ponemos en un sitio fresco y seco para que se oree bien.



EN SARTÉN:
2º.- Se echa aceite en una sartén hasta cubrir el fondo (unos 2 mm)

3º.- Ponemos el fuego en posición “fuego lento” (vitro 0-6 en posición 2, gas en posición mínimo).

4º.- Se corta la panceta en lonchas de 1,5 cms. aproximadamente y se colocan “de pié” en la sartén, esto es, con la piel hacia abajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario