lunes, 7 de mayo de 2018

Slayer " Reign in Blood"

Slayer " Reign in Blood" 1986  Thrash Metal Usa
1. Angel of Death
2. Piece by Piece
3. Necrophobic
4. Altar of Sacrifice
5. Jesus Saves
6. Criminally Insane
7. Reborn
8. Epidemic
9. Postmortem
10. Raining Blood

Tom Araya - Bajo, vocalista
Jeff Hanneman - Guitarra
Kerry King - Guitarra
Dave Lombardo: Batería

Obra maestra o un trabajo muy bueno sin más, nunca hubo consenso sobre Slayer. Conozco gente que sabe mucho del Thrash, incluso a alguno que llegó a escribir un libro sobre este género y que considera que Slayer es una banda que compone temas veloces sin ninguna coherencia... lo dicho, Slayer nunca puso a todo el mundo de acuerdo.
Lo que tengo claro es que Angel Of Death es la mayor contribución al Thrash como género que hicieron los Slayer y uno de los moldes a seguir para futuras bandas que quisieran buscar un sonido mas agresivo, así surgieron mitos como los Morbid Saint por ejemplo, como no, es un tema compuesto por Hanneman el verdadero cerebro de esta banda, todos los clásicos de esta banda llevan su firma.
Un crítico musical lo resumió así: "Debido a la influencia punk de Reign in Blood, las canciones son rapidísimas, conteniendo poca o ninguna repetición o estructura predecible. Debido a esto, el álbum fluye suavemente entre una canción y otra formando una sólida media hora de thrash. Me parece una buena definición para definir este trabajo.
La producción me parece definitiva, el trabajo de Lombardo a la batería es clásico, básico y aparece en todos los manuales de como hacer un Thrash aplastante. De echo este trabajo es mucho mas que velocidad y locura, un descontrol que si me encontré en los anteriores trabajos de Slayer. A esta banda le sucedió lo mismo que a Sepultura, mientras no hicieron dinero se dedicaron a componer muy buena música, cuando dieron el salto y se convirtieron en una banda mainstream se dedicaron a componer mierda, pero aún no llegamos a esa época.
Quizás este Reign in Blood no sea una obra maestra, confieso que los solos de King y Hanneman nunca me hipnotizaron me sucede lo mismo con Exodus que siempre tuve la impresión de que metían los solos por meter, no tienen la claridad de ideas de unos Kreator, Deathrow o Sodom por poner un ejemplo. Pero mientras escupen esos solos distorsionados a toda velocidad el guitarrista rítmico mantiene la velocidad y la intensidad con un riff oscuro y eso hace que la atención del oyente no se resienta pese a los solos flojos, así que una parte del debate que acusa a la banda de esto, pues no tiene sentido porque el álbum lo mantiene el torrente de riffs estruendosos y abrasivos que nos regalo Jeff Hanneman.
El propio King era consciente que Reign in Blood tenía lo que le faltaba a sus anteriores trabajos, era incendiario, era como material inflamable, habían creado un monstruo a golpe de riffs sedientos de sangre y jamás volvieron a tener esa ilusión. Es un trabajo con errores por supuesto y nunca fue la banda con mas calidad del Thrash, no estarían ni entre las 30 primeras bandas pero en este trabajo estaban tocados por la divinidad y la providencia y crearon un disco colosal y potente.


No hay comentarios:

Publicar un comentario