miércoles, 16 de mayo de 2018

Slayer " Divine Intervention"

Slayer " Divine Intervention" Thrash Metal 1994 Usa
1. Killing Fields
2. Sex, Murder, Art
3. Fictional Reality
4. Dittohead
5. Divine Intervention
6. Circle of Beliefs
7. SS-3
8. Serenity In Murder
9. 213
10. Mind Control

Tom Araya: Cantante, Bajo
Kerry King: Guitarra
Jeff Hannemann: Guitarra
Paul Bostaph: Batería

No me gustan las reseñas elaboradas por fans locas de una banda, siempre tienden a perdonarlo todo y a enardecer hasta un mal trabajo. Los noventa le sentaron como una patada en el culo a los Slayer, eso está mas que claro.... ¿ Pero a quién no le sentaron mal? Para mí estos Slayer de los noventa, no son ni de lejos, la banda que mas se bajo los pantalones hasta los tobillos.
Hagamos un breve ejercicio de memoria. Principios de los ochenta, etapa gloriosa del metal, mediados de los ochenta, triunfa el glam y el hard rock melódico y todas las bandas buscan esa melodía. En los noventa cambio de reglas, triunfa el Grunge y el metal clásico está muerto, hay que sonar con groove, grunge, oscuro, con una atmósfera industrial, mucho bajo y sonido blando de batería, son las nuevas reglas. Los Slayer siguieron esas reglas hay casos mil veces peores que el suyo, para mi gusto la banda importante que dio mas pena en los noventa fueron los Saxon. Pero vamos a hablar de bandas que juegan en la liga de los Slayer, la bajada de pantalones de bandas como Forbbiden o Metallica fue épica.
Casi todos los temas fueron compuestos por Kerry King... y anda que no se nota cuando compone el. Los temas más clásicos de la banda fueron compuestos por Jeff Hannemann, los mejores discos de esta banda siempre llevan la firma de Jeff y cuando King compone, los Slayer pierden mucho, primer matiz.
Algunos de los temas del disco tuvieron cierta polémica. "213" es el número del apartamento donde Jeffrey Dahmer torturó, violó y asesinó a 17 personas, y fue la fuente de inspiración de la canción del mismo título. El título "SS-3" es la matrícula del coche de Reinhard Heydrich, el segundo al mando de la policía nazi, las SS. Fue en este coche donde fue asesinado.
Adiós a Lombardo y hola Paul Bostaph, otro buen batería que acabó muy mal con Jeff, Araya y King, algo habitual. Lo de siempre en este trabajo. Voz de Araya muy cuidada pero lineal, buscando las proclamas incendiarias de siempre, sonido blando a la batería, vuelven a los solos de guitarra sin pulir, alocados y que no aportan absolutamente nada, mucho bajo y lentitud en los temas. Una estructura repetitiva. Simplemente tiraron del legado de los Sepultura en el Chaos A.D es lo que intentaron y de paso prepararse el terreno para lanzar álbumes mas comerciales.
Divine Intervention.... supone el punto y final para la banda. Para mí Slayer falleció como banda en 1994, nunca lograron levantar cabeza. Cada álbum que vino después era peor que el anterior y así hasta llegar a su último trabajo y gira de despedida. La clave para entender este derrumbamiento es simple. Primero que Jeff es mejor guitarrista y compositor que King y que este último tomó las riendas. Segundo, que la banda estaba a una altura donde se maneja tanto dinero que las discográficas ya orientan musicalmente el sonido de la banda y los músicos poco tienen que decir y por último que pasaron sus mejores años y que la banda perdio creatividad, todo lo que vendría sería a peor.



No hay comentarios:

Publicar un comentario