lunes, 14 de mayo de 2018

Martin Landau

Landau, nacido en el barrio neoyorquino de Brooklyn, falleció el sábado por inesperadas complicaciones que sufrió al ingresar en un hospital de Los Ángeles, de acuerdo con un comunicado de su representante, Dick Guttman. “Estamos superados por la tristeza al informar de la muerte del icónico actor”, explicó su agente.


Landau comenzó su carrera artística sobre los escenarios de Broadway, hasta que en 1959 hizo su debut cinematográfico con un filme de Alfred Hitchcock, Intriga internacional, junto a Gary Grant y Eva Marie Saint. Posteriormente participó en la ganadora del Óscar Cleopatra (1963) con Elizabeth Taylor y Richard Burton, La más grande historia jamás contada (1965) y Nevada Smith (1966) con Steve McQueen. Ese mismo año entró a formar parte del elenco de Misión Imposible, serie en la que interpretó al maestro del disfraz Rollin Hand y en la que también actuó su esposa, Barbara Bain.

Ganó un Globo de Oro y fue nominado a tres Emmy. El actor también protagonizó junto a Bain la serie británica de ciencia ficción de los años setenta Space: 1999. En los ochenta volvió triunfante a la gran pantalla con Tucker: Un hombre y su sueño (1988), de Francis Ford Coppola, y Crímenes y pecados –también conocida como Delitos y faltas (1989)– de Woody Allen. Por ambos papeles de reparto fue nominado al Óscar, pero no ganó la ansiada estatuilla dorada a Mejor Actor Secundario hasta 1995 por el biopic Ed Wood de Tim Burton, en el que encarnó a la vieja gloria del cine de terror, Bela Lugosi.

“Fue extraño”, decía Landau recordando cómo llegó a ese papel en una entrevista en 1994. “Tim me llamó de la nada y me dijo: ‘Tú has trabajado con todo el mundo, has hecho muy buenas películas con grandes directores, y has hecho películas de mal gusto con pésimos directores. Tienes una presencia y hay muchas cosas que coinciden (con Lugosi)”, dijo. “Yo estaba en shock. Él me dijo: ‘Te metiste en mi cabeza y no te pude sacar”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario