miércoles, 30 de mayo de 2018

Kamelot " The Shadow Theory"



Kamelot " The Shadow Theory" Power Metal Usa 2018

01. The Mission
02. Phantom Divine (Shadow Empire)
03. Ravenlight
04. Amnesiac
05. Burns To Embrace
06. In Twilight Hours
07. Kevlar Skin
08. Static
09. Mindfall Remedy
10. Stories Unheard
11. Vespertine (My Crimson Bride)
12. The Proud And The Broken
13. Ministrium (Shadow Key)

Sean Tibbets: Bajo
Thomas Youngblood: Guitarra
Oliver Palotai: Teclados
Tommy Karevic: Cantante
Johan Nunez: Batería


Nuevo trabajo de los americanos Kamelot, una de las bandas mas seguidas del Power melódico. Banda creada en Tampa ( Florida) de esta región proceden muchos mitos del Thrash y del Death Metal pero lo de estos Kamelot es la melodía, aunque enfocada de una forma diferente en los últimos tiempos.
Atrás quedan los tiempos de Roy Khan, que cantante tan especial en todos los sentidos. Desde su marcha definitiva la banda cambio su orientación musical y suenan cada vez mas progresivos y sinfónicos. Este es su doceavo álbum y tratarán de superar las prestaciones de Haven, su última obra.
The Mission es la clásica intro instrumental, atmosférica y cinemática, en los últimos tiempos, Oliver Palotai es el gran maestro de ceremonias de la banda, con su teclado y su orquestación.  Phantom Divine (Shadow Empire)  esta sobrecargado en todos los aspectos. Si desnudamos el tema de toda su parafernalia a golpe de teclados y arreglos orquestales, nos encontramos en las partes lentas con un calco de Sonata Artica y con un tema que se hace pesado por culpa de la clásica subida de tono y repetición abusiva de estribillo sin ningún aliciente más.
Ravenlight es mucho mas interesante aunque es un tema de lo mas previsible, desde luego de los Kamelot había que esperarse muchísimo más, clásico tema progresivo con abuso de groove, emulando a Symphony X.
Amnesiac tiene un buen trabajo en la batería que dota al tema de algo de garra. Un estribillo regrabado en diferentes partes y con agudos, veremos como lo trasladan a los directos, suenan mas básicos que nunca, un poco de Helloween, un poco de Sonata Artica y mucho de Stratovarius.
Burns to Embrace arranca con orquestación y va progresando y subiendo en decibelios a medio camino entre el Power mas azucarado y el metal sinfónico. Pero hay dos momentos deslumbrantes que merece la pena comentar. Primero el solo a caballo entre el Neoclásico y el Shred y luego el ritmo de teclados tan oriental.
Hay muchas colaboraciones en la nueva obra de Kamelot y surgen muchas voces como la de Jennifer Haben de Beyond Black en el tema In Twilight Hours, una balada sinfónica mas plana que un lenguado y que podría servir de banda sonora para el Titanic de Leo Dicaprio.
Kevlar Skin sigue bajando el listón hasta el nivel de mínimos. Es un tema cuyas diferentes partes no cuajan en ningún momento y vuelven a abusar del Groove y de emular a los Symphony X como si Kamelot no tuviera historia ni camino recorrido en todos estos años, ellos no se tienen que fijar en nadie y ahí radica el problema de este trabajo, es un quiero y no puedo constante.
Demasiados temas tiene este trabajo y algunos como Static que están al alcance de cualquier banda principiante de Power melódico. Mindfall Remedy sigue cotizando a la baja con voces guturales que quedan como una patada en el culo en medio del álbum, que manía con estas modas comerciales que se imponen. Hay algún tema que sube la nota porque son los Kamelot y siempre se sacan de la chistera una buena fase instrumental como la que hay en The Proud and the Broken, pero no logran nunca redondear ningún tema.
La utilización de voces guturales es un recurso comercial, es dejarse influenciar por el Under pero llevándolo al terreno del Mainstream. Duelos interminables de teclado con guitarra, algún que otro gran solo de teclado y de guitarra, pero esparcidos, muy paradito el álbum, muy operístico, una demostración de talento descontrolado y nada original por cierto, emulando a bandas que compiten con ellos pero ellos ya son unos clásicos, su peor álbum en muchos años, una decepción total.

Puntuación: 5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario