lunes, 14 de mayo de 2018

Espia de Dios de Gómez Jurado


Sinopsis: Roma, 2 de abril de 2005. El Papa Juan Pablo II acaba de morir y la plaza de San Pedro se llena de fieles dispuestos a darle el último adiós. Al mismo tiempo, se inician los preparativos para el cónclave del que ha de salir el nombre del nuevo Sumo Pontifice. Pero justo entonces los dos cardenales mejor situados del ala liberal de la Iglesia, Enrico Portini y Emilio Robayra, aparecen asesinados siguiendo un mismo y macabro ritual que incluye la mutilación de miembros y mensajes escritos con simbología religiosa. Un asesino en serie anda suelto por las calles de Roma, y la encargada de perseguirlo será la inspectora y psiquiatra criminalista Paola Dicanti. Durante la investigación, la joven detective se adentrará en los más oscuros secretos del Vaticano, aquellos que hablan de conspiraciones nada decorosas y de la existencia de un centro donde se rehabilita a sacerdotes católicos con historial de abusos sexuales. A la cruel astucia del psicópata se unen las trabas que los servicios de seguridad del Vaticano ponen a la investigación: oficialmente las muertes de los cardenales no están ocurriendo y el cónclave debe celebrarse con normalidad. La aparición del padre Fowler, un ex militar norteamericano, supondrá un nuevo desafío para Dicanti, reacia a confiar en el misterioso sacerdote. Pero Fowler conoce el nombre del asesino y guarda un secreto aún más temible: su propio pasado.

Opinión Personal: Juan Gómez Jurado es uno de los escritores de moda en este país, al menos de moda entre las lecturas amenas y poco sesudas, efectivamente se trata de un Thriller, pero a la americana con personajes sin ninguna chispa aunque intenta darles un barniz psicológico hondo que no cuela y con ritmo cinematográfico.
Hay que admitir que el autor se documenta bien, esta novela te mantiene algo intrigado y aún es pasable, de echo tuvo éxito y saco una segunda parte ( al menos similar en cuanto a temática) como es contrato con Dios, sobre la búsqueda del arca de la alianza donde repiten algunos personajes de esta novela como es la periodista española Andrea, el enigmático Cirin y el padre Fowler pero es una novela infumable e irreal, centrémonos en esta.
Esta novela es irregular pero se cimenta en dos puntos fuertes. Primero la documentación exhausta que hace este escritor sobre el Vaticano y sus oscuros secretos como su servicio de inteligencia, clave de la novela. Segundo el perfil que hace sobre un asesino en serie. Porque de eso trata esta novela, mitad intriga palaciega para ser el papa y mitad la búsqueda de un asesino en serie que te puede recordar a la película Seven protagonizada por Brad Pitt y Morgan Freeman y Kevin Spacey haciendo de asesino en serie. El " serial Killer" de esta novela es el padre Karoski. Con una niñez traumática. Su padre abusaba de el sexualmente para castigarlo por su mal compartimiento y su madre lo encerraba en un armario durante horas y lo vestía como una niña, el resultado es un hombre perturbado, violento y que no tiene una sexualidad definida lo cuál le causa estragos psicológicos.  Este asesino en serie que Gómez Jurado crea está basado mitad en el carnicero de Rostov, Andrei Chikalito ( también con problemas sexuales y pederasta) y Ed Gein ( el asesino en serie que inspiro la creación de Norman Bates, el protagonista de Psicosis, novela de Robert Bloch ( alumno aventajado de Lovecraft) y la obra maestra del cine de Alfred Hitchcock) No se comió mucho el seso el autor pero al menos al mezclar dos ejemplos verídicos crea un monstruo bastante real.
Lo que ya no me interesa nada son los personajes de esta novela, empezando por la protagonista, la inspectora Dicanti. Clásico pérfil poco elaborado: treinta y tantos años, muy guapa, con carácter, solitaria y enamoradiza pero casada con su profesión) Acaba en los brazos del padre Fowler, algo que estaba cantado desde la primera línea, me parece un personaje ridículo. Al igual que es ridículo el padre Fowler que aún encima repite en la siguiente novela del autor. Al menos este personaje nos sirve para introducir no solo la clave de la resolución del enigma, sino para que el autor suelte toda su documentación sobre secretos del Vatícano.
El resto de personajes es el sombrío Cirin y su brazo derecho el inspector Fabio Dante que es algo mas real con su mala leche y machismo a cuestas y la periodista española y los ayudantes de Dicanti, estereotipos poco elaborados porque el ritmo y el fáctor Thriller son los únicos que importan en la novela.
Capítulos cortos, recortes de períodico para introducir noticias ( Vázquez Figueroa utiliza el mismo truco desde hace un porrón de años) saltos al pasado para indagar en la personalidad de Karoski, falsas pistas, mucha acción... es lo de siempre.
Se sabe quién es el asesino pero no se sabe el porque y tampoco se sabe si actúa solo o tiene un ayudante y este es el leimotiv de la novela. Se lee fácil y resulta amena salvo cuando la inspectora Dicanti divaga con sus asuntos familiares y amorosos que carecen de interés. Como ya dije hubo una continuación que es infumable. Después probó suerte con el Paciente que fue un éxito pero que yo puse muy mal en mi blog y su última novela fue la cicatriz escrita en el 2015 que aún no cayó en mis manos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario