miércoles, 2 de mayo de 2018

En el día de hoy Jesús Torbado


Sinopsis: En el día de hoy, cautivo y desarmado el ejército faccioso, han alcanzado las tropas republicanas sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado. El presidente de la república, Azaña a 1 de abril de 1939.

Opinión Personal:  Excelente novela aunque no es la mejor de Jesús Torbado, un escritor que marcó a una generación en los setenta con su novela Las Corrupciones, una obra maestra. Esta novela es una ucronía con todo el juego que eso supone. Una ucronía es la historia al revés de lo que ocurrió en la realidad, sería el típico ¿ que sucedería si ? por ejemplo, si hitler conquistase la unión Soviética o que pasaría si Franco perdiera la batalla del Ebro o si no hubiesen asesinado a Kennedy y siguiera este en el poder.... la historia al revés.
Torbado se imagina que la República española recibió ayuda de la Unión Soviética en la decisiva batalla del Ebro y que logró vencer al bando faccioso. El planteamiento que hace sobre un bando republicano ganador es una suposición sobria, poca novelesca y muy seria en la que el da su opinión y es una opinión muy pesimista. El autor considera que el echo inminente del estallido de la Segunda guerra mundial beneficiaria a Franco ya que Hitler le echaría una mano para echar  a la República.
Se mezclan pues personajes ilustres con otros inventados, no hay un hilo ni una acción propiamente dicha, lo que si hay es mucha humanidad y cansancio acumulado en todos los personajes y conversaciones de café, conspiraciones de café que sirven para reflejar una sociedad y una época, excelente pluma la de Jesús Torbado, las cosas como son.
Vamos por bandos. En el Republicano Torbado se imagina que Azaña se refugia en Francia y que no quiere seguir siendo presidente, que Negrín tampoco lo quiere ser porque se niega a pactar con los comunistas así que el cargo de presidente recae sobre Indaelecio Prieto, " Don Inda", para mí, el mejor personaje de la novela, el mas real y humano y también diría que el mas juicioso a la hora de analizar la situación política que vive el país. Como mano derecha del presidente, La Pasionaria y de ministro de comunicaciones Besteiro y Rafael Alberti. Es un gobierno débil porque está ante un país pobre con niños harapientos buscando en contenadores de basura algo que llevarse  a la boca y es débil también por el imposible equilibrio entre comunistas, anarquistas, socialistas.... siguen las pullas y disputas que hicieron que la República no estuviera unida y perdiera esa guerra civil.
Después hay espectadores como Ernest Hemingway, que se nos presenta como un amante de la caza, de los toros, mujeriego, degustador de la buena mesa española y apasionado de este país y de la acción que siempre está en los cafés reunidos en busca de la noticia, siempre acompañado de amigos como un fotógrafo.
En el bando faccioso el autor hace un retrato descarnado de Francisco Franco al que pinta de fusilánime y mosquita muerta también no deja en buen lugar a Serrano Suñer algo mejor pinta a Carrero Blanco. La victoria tiene mil padres, la derrota no y la desunión entre los fascistas es evidente. Primero Torbado los hace refugiarse en el Vaticano, después están en Cuba y Portugal, donde haya dictadores bananeros, siempre van a estar allí los fachas. Finalmente se reunen con Hitler que le propone a Franco invadir la República española, ofrecerle el poder a Franco de nuevo y de paso que Alemania invada Gibraltar, que era la preocupación de Hitler que quería dominar África a sabiendas de que España era un punto estratégico muy importante. Hay otra novela ya reseñada en mi blog, " Llegara tarde a Hendaya" que hace hincapié en la importancia de Gibraltar para Hitler. Franco es una mosquita muerta porque sus conpinches ya no creen en el pero acaba aceptando el encargo de Hitler aunque sabe que eso supone que los alemanes saqueen España, pero el poder es el poder y con tal de que se lo entreguen está dispuesto a que haya mas derramamiento de sangre.
Después hay otro hilo narrativo muy importante que es el de los personajes anónimos. Tenemos a Simplicia, una mujer que representa el lado amargo de la guerra, perdió a su hijo y a su marido, está con un simpatizante de los facciosos, simplemente para sobrevivir. Está el amante de Simplicia, Ortuño, un anticuario que es simpatizante de los fascistas que sirve de enlace con los agentes extranjeros italianos que tratan de boicotear la República. Finalmente nos encontramos con Fabiani, el agente italiano mandado por el conde Ciano. Su misión es agitar para destruir a la República. Se introducirá en las filas del Poum para ponerlos en contra de la Pasionaria y forzar su asesinato durante un mitín, algo que consigue, culpan a otro y el logra escapar pero no logra su objetivo porque crea el efecto contrario, la República se refuerza moralmente más. La segunda misión de Fabiani es conducir a Franco de su exilio de París hasta España, pero queda asqueado y empieza a tener moralmente dudas así que deja su oficio de espía, se pasa al lado de la gente del pueblo, se hace amigo de Hemingway, amante de Simplicia y lo vemos en las últimas páginas con el escritor americano luchando por la República.
Es una gran novela. Dirán algunos que una Ucronía daba para más pero yo creo que Torbado fue muy juicioso. En realidad la República tenía demasiados enemigos tanto internos como externos como para germinar en un país como España. Este país siempre fue un país del ladrillo y agrario por lo tanto es un país de izquierdas pero siempre mandaron la burguesia, los terratenientes, caciques y curas, así que es un país de derechas, eso para empezar. Lo segundo es que la República heredó un país en ruinas e ignorante. La república tenía mil caras y las izquierdas no estaban de acuerdo, cada uno luchaba por su bando, mientras los curas, fachas, militares y burgueses conspiraban... yo también creo que la República no hubiera tenido una vida larga en nuestro país. Se lee de un tirón, la suposición de Torbado es muy seria, las conversaciones de los personajes son al estilo de la Colmena, un exilir para el paladar de un estupendo escritor que también pone un puntito de thriller a esta justa ganadora del premio planeta en 1976.

No hay comentarios:

Publicar un comentario