sábado, 14 de abril de 2018

Los Terroristas Per Wahlöö vs Maj Sjöwall



Sinopsis: Los terroristas (Serie Martin Beck, 10) es la última novela de la serie Martin Beck escrita por Sjöwall y Wahlöö, pioneros de la literatura negra escandinava. Publicada en 1975, la corrosiva crítica social que rebosan sus páginas convierte esta magnífica obra en algo más que una mera historia policíaca. Cuando la justicia no funciona y la policía no da abasto, solo cabe esperar un milagro. Esto fue lo que debió de pensar el comisario Martin Beck cuando le encomendaron la misión más compleja de su carrera policial: coordinar las tareas de protección de un senador estadounidense durante una visita oficial a Estocolmo. Tanto los atentados ocurridos recientemente en el país como la personalidad del político hacen que las autoridades teman que se vaya a producir una acción terrorista.

Sjöwall y Wahlöö son la pareja más conocida internacionalmente de la literatura negra sueca. En 1962, se casaron e iniciaron una brillante carrera conjunta, centrada en el género criminal. Su obra, traducida a más de 30 idiomas, la conforman un total de diez novelas protagonizadas por el comisario Martin Beck.Todas ellas publicadas en Serie Negra.

Opinión Personal: Mira que me gusta la serie negra protagonizada por Martin Beck pero está es floja. Empecemos por el principio: Nos narran tres historias paralelas a la vez. La primera es sobre una chica joven con un hijo que se ve en la ruina y se ve obligada a atracar un banco, al menos a intentarlo, es detenida y juzgada. Esto dura unas cincuenta páginas y es mas un relato de humor ( humor sueco con todo lo que eso conlleva, el humor nórdico no cala hondo en Iberia) un relato de cruce de declaraciones de humor practicamente entre los dos abogados, el que acusa y el que defiende. Después tenemos un caso para Martin Beck, el protagonista de esta serie e inspector de la policia criminal de Suecia. Un caso de asesinato, muere un productor de cine porno que contrató a menores de edad para hacer una peli, es una venganza de un padre cabreado. El tercer caso es el que ocupa la mayor parte de este relato, visita Suecia un alto mando del gobierno americano, la mano derecha de Nixon y hay peligro de un atentado por parte de un grupo terrorista, Martin Beck y Gunvald Larsson se encargan del operativo.
Hasta aquí todo bien, ahora viene el problema. Las dos historias anteriores no vienen al caso y una vez resueltas no aparecen en la trama..... ¿ Relleno? Seguramente y resulta incomprensible. Para mí, la novela no empieza hasta la página 100 cuando empiezan a relatar los sucesos del acto terrorista. Pero está contado de una forma fría, con interminables reuniones en despachos donde se tiran los trastos, no te esperes un ritmo vertiginoso de thriller porque no te lo vas a encontrar en ningún momento.
Aún así, pese a que es la novela mas floja de toda la saga, tiene sus cosas buenas. Primero porque el protagonista es Gunvald Larsson, del equipo de Martin Beck es el personaje mas interesante y de largo. Su mal humor, su odio hacia su profesión, su humor negro y sus malas pulgas, pero también su valentía y su poder de deducción para dar caza al terrorista internacional sudafricano que nos recuerda al mítico Carlos que retrato Vázquez Figueroa en su novela Shah, ese es el punto fuerte de la novela.
En cuanto a puntos débiles, las citadas subtramas que no aportan nada, porque lo normal es que se mezclaran con la trama principal pero no es así y por eso la lectura no es fluida. También es la novela de la saga donde mas vamos a saber sobre la vida de Martin Beck el jefe. Mas que saber, su vida amorosa, su divorcio, una relación esporádica que tuvo con una compañera de trabajo y su actual relación, Beck se psicoanaliza en esta novela y ve como se va haciendo mayor. No aporta nada a la novela y es un capítulo rosa que no viene al cuento, la verdad es que es una novela que despista muchísimo y te desconecta, no la pude leer de un tirón como anteriores obras de estos dos autores y me la leí en meses, hoja a hoja, como quién dice. Se me olvido un punto positivo a su favor, que hacen una dura crítica contra el gobierno sueco y es de agradecer la sinceridad de los autores. Quiero aportar un dato y es que esto no es novela negra al uso, estos dos autores suecos nunca manejaron el término thriller de capítulos cortos e intriga por un tubo, por eso son venerados dentro de la novela negra. Ellos manejan otro estilo, lo basan todo en las relaciones personales de trabajo y la trama en cuestión es solo una mera cuestión de trabajo, para estos autores lo principal es desarrollar la personalidad de sus protagonistas entrega a entrega y en este caso yo diría que es la novela mas personal del duó sueco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario