domingo, 15 de abril de 2018

El dueño del secreto Antonio Muñoz Molina



Sinopsis: En esta obra, Muñoz Molina vuelve a un tiempo gris y cansado de la historia española como fueron los años finales de la dictadura franquista. En un Madrid desdibujado y sórdido los protagonistas de este espléndido relato se ven atrapados por la maquinaria de una conjura para cambiar el destino político de España.

Opinión Personal: Es una obra menor, un simple juego literario, un divertimiento, una evocación de un pasado gris pero a la vez emotivo. La novela arranca con una frase que es una bomba de relojería: " En 1974 en Madrid, durante un par de semanas, formé parte de una conspiración encaminada a derribar el régimen franquista". Es una frase lapidaria que mantiene al lector clavado en su asiento.... pero no se trata de un Thriller, simplemente es una novela de personajes y una evocación del pasado, digamos que el verdadero protagonista es la década de los setenta y la evocación de Madrid sin mas historia, el secreto del protagonista, que es una conspiración para derrocar al régimen Franquista, no tiene importancia en la novela, ni hay tensión en ningún momento.
Lo que mas me gustó de esta novela es que se lee como si fuera una obra de teatro. Tan solo hay tres personajes y los tres muy bien dibujados. Por una parte tenemos al protagonista del que no sabemos ni el nombre. Es un paleto de provincias que viaja a Madrid para estudiar periodismo. Vive en una pensión de mala muerte, pasa mucha hambre, que se puede decir que el hambre es su compañera durante toda la novela. Un ser que tiene novia pero que el es virgen, un chaval que se junta a los revolucionarios de café solo porque está de moda pero que no cree en nada, un personaje irónico y sin ninguna personalidad que nos hará gracia y que es el ideal para que a través de sus ojos conozcamos el Madrid de aquellos años. Su compañero de pensión es Ramonazo, alías Tovarich que procede también de su pueblo. La personalidad que le falta al protagonista, la tiene Ramonazo. Es un comunista prochino convencido, viene a Madrid a comerse el mundo y el mundo se lo come a el. Farda de grandes banquetes y de que  grandes conquistas porque es un Don Juan pero en realidad es como su compañero, pasa la misma hambre que el, no tiene ni un duro pero se dedica a mentir a su compañero para quedar por encima de el y que le tenga un mínimo de respeto, dos personajes patéticos, dos pulpos en un garaje en la ciudad que nos harán gracia. El protagonista anónimo de esta novela conoce al señor Ataúlfo, que es la contradicción en persona. Se trata de un ricachón que se dedica a derrochar el dinero, copa viene y va, puros, mujeres, comilonas pantagruélicas, y aire de conspirador. Es un burgués que se aburre tanto en la sociedad tan cerrada de los setenta que en su foro interno se cree anarquista y pretende dar un golpe al franquismo a base de reunirse secretamente con contactos importantes y entre todos construir una red de gente importante, donde se hayan viejos políticos republicanos resentidos, militares en contra del régimen, empresarios, parte del clero comunista....etc. El protagonista de esta novela es dueño del secreto de Ataúlfo y no tarda ni un par de horas en soltárselo a Ramonazo, le quema en la lengua, Ramonazo se lo cuenta a su vez a todo el mundo, por fardar simplemente y el secreto pasa de boca a boca y se convierte en viral. El señor Ataúlfo escapa y todo queda en agua de borrajas.
En realidad la novela no trata de esa conspiración, simplemente es una excusa para evocar el Madrid de los setenta, la horchata, los callos, los polígonos industriales, la crisis, el paro... solo tienes que ver Cuéntame y te darás cuenta de como era aquella época. Pero Antonio Muñoz Molina hace una crítica contra el franquismo, nada profunda eso sí, simplemente trata al régimen de fósil en la década de los setenta, lo cuál es una realidad. También aprovecha para acordarse de Puig Antich, el último condenado a muerte por el régimen franquista, me pareció un detalle de buen gusto, y se basa en este echo real para trazar la conspiración en ciernes. Esta novela es amable sin más. Poco diálogo y mucha descripción, novela corta de unas 142 páginas con un sentido del humor muy fino y blando que se deja ver practicamente en cada hoja. Antonio Muñoz Molina es uno de los escritores españoles mas valorados de la actualidad, este libro solo es un divertimiento, un ejercicio de estilo y una evocación de una década.

No hay comentarios:

Publicar un comentario