miércoles, 21 de marzo de 2018

Wild " Sin Piedad"

Wild " Sin Piedad" Power Metal España 2018
1. Sin Piedad
2. Todo o Nada
3. Acorralado
4. Circo Virtual
5. Vuela Alto
6. Venganza
7. Bajo un cielo de Cristal ( Rapture I)
8. Pesadilla ( Rapture II)
9. Madre Tierra
10. Luna de Sangre

Javier Pastor: Guitarra, Cantante
Sergio González Fernández: Bajo
Jaime Nuñez: Guitarra
José García: Cantante
Niko Fernández: Batería



Wild es una de las bandas mas poderosas que hay en la actualidad de Power Metal en nuestro territotorio. Banda madrileña creada en el 2002 con el nombre de Majesty Night se cambiaron de nombre en el 2004 a Wild y con este nombre llevan tres Ep, un split con los mexicanos Steel Sentinel, dos demos y presentan su tercer larga duración, este cañero sin piedad que precede a su anterior trabajo del 2014, En tierra hostil.
Siguen con su caña y tirando de Us Power Metal, metal clásico y poderío en todos los sentidos. Sin Piedad es un corte con un estribillo donde Javier Pastor nos regala todo su poderío, un agudo realmente poderoso acompañado de un riff hipnótico y una base rítmica contundente, buen tema para empezar.
Lo que demuestran en este álbum es mayor variedad que en su anterior trabajo, tenemos temas como Todo o Nada que nos recuerdan al Hard/ Heavy mezclado con el Speed ochentero, un tema con un solo de guitarra melódico y con guitarras doblados, simplemente mezclando Judas con Maiden.
Mucho mas contundente pero no ambicioso es Acorralado. Riffs cargados de groove siempre doblados y un poderoso mediotiempo con una tónica oscura que va creciendo en intensidad, con sus coros, muy al estilo de los Accept en la era Tornillo.
Estos dos temas bajan muchísimo el listón respecto al primer tema del álbum y parece que siguen apostando por el clasicismo absoluto con Circo Virtual, donde hasta nos encontramos cierta influencia de los Barón Rojo, solo que ellos le dan una capa de Speed y metal clásico.
Vuela Alto tiene melodía y recuerda mucho a los Easy Rider en sus buenos años, ese Power melódico pero siempre enfocado hacia Usa, no hacia el " Happy Metal" alemán. Doble bombo en el estribillo y solo melódico muy corto para seguir con el estribillo, demasiado repetitivo.
El trabajo tiene un puntito de comercial y en las melodías buscan el cobijo de los Avalanch que precisamente están ahora de moda gracias a esa gira tan polémica que están haciendo de su álbum mas mítico. Pero los Wild no es una banda que destaque por su melodía precisamente ni por su metal clásico, ellos siempre destacan cuando tiran de agresividad y de influencias como Easy Rider, Iced Earth o los Cage como hicieron en su primer tema y sin tanto acierto como en ese tema que abría el álbum, Venganza tira de caña y vuelve a subir en intensidad el álbum.
Bajo un cielo de Cristal ( Rapture I) tiene la base rítmica del clásico Power teutón cañero, pienso en Rage, Metallium, Scanner y tantos otros. Riff hipnótico y muy de los Priest o los Liege Lord en el estribillo y agresividad, también con cierto toque de los Saratoga en sus temas mas potentes.  Faltaba el típico tema al galope y llega con  Pesadilla ( Rapture II), de nuevo ese sonido amplificado del bajo, la contundencia en la batería, en este tema si que se expanden con el solo de guitarra pero le falta chispa, aún así la base rítmica pone un nivel alto a la composición que entra a la primera gracias a su agresividad.
Madre Tierra vuelve a bajar el listón, cuando quieren sonar simplemente a Heavy Metal clásico se equivocan de lleno, no tienen feeling y los temas son muy simples, completamente predecibles, con un poquito de Maiden, Dio y las influencias ibéricas de los ochenta no llegan para savar al tema. La mejor cara de ellos siempre es el Power metal cuando tiran de las influencias americanas de los ochenta y noventa con doble bombo, riffs agresivos y distorsionados a toda velocidad como hacen en Luna de Sangre.
Me parece un álbum inferior a su anterior trabajo en tierra hostil. En este nuevo trabajo quisieron introducir una mayor variedad y ahí nace la equivocación de este álbum, son temas previsibles, de buen gusto, metal clásico que en los directos siempre se agradece pero sin creatividad, sin feeling. Eso sí, aunque un tanto irregular sin caer nunca en picado, también nos encontramos con cuatro temas que pueden ser un trallazo en el directo sobre todo el temazo que le da título al álbum.

Puntuación: 6,5/10


No hay comentarios:

Publicar un comentario