viernes, 30 de marzo de 2018

La guerra civil contada a los jóvenes de Reverte


Sinopsis: La Guerra Civil española contada de forma escueta, objetiva y rigurosa, sin clichés partidarios ni etiquetas fáciles, en textos de Arturo Pérez-Reverte e ilustrada de forma espléndida por Fernando Vicente.
«Hace casi ochenta años, entre 1936 y 1939, en tiempos de nuestros abuelos y bisabuelos, una espantosa guerra civil tuvo lugar en España. Causó miles de muertos, destruyó hogares, arruinó el país y llevó a mucha gente al exilio. Para evitar que tan desoladora tragedia vuelva a repetirse nunca, es conveniente recordar cómo ocurrió. Así, de aquella desgracia podrán extraerse conclusiones útiles sobre la paz y la convivencia que jamás se deben perder. Lecciones terribles que nunca debemos olvidar.»
Arturo Pérez-Reverte
 Opinión Personal: Arturo Pérez-Reverte vende en La guerra civil contada a los jóvenes una versión, según él, "objetiva" de la historia reciente de España. La guerra española, como un enfrentamiento entre "hermanos". Pero este relato equidistante chirría, según la historiadora Silvia Casado Arenas y el filósofo Carlos Fernández Liria, que han replicado al escritor con su propio libro también en formato cómic: ¿Qué fue la guerra civil? Nuestra historia explicada a los jóvenes. Porque sí hubo "víctimas y verdugos".
La verdad es que no me gustó nada. Aunque matizo, fijaos en el título " La guerra civil contada a los jóvenes" que viene algo a ser así como esos libros de inglés para Dummies o Informática para Dummies. No soy jóven, tengo 36 años y la república española y la guerra civil las tengo muy pero que muy estudiadas, por lo tanto no me voy a encontrar absolutamente nada en este libro que me sorprenda, un dato que me aclare algún punto. Tampoco me lo leí con esa intención.
Lo que si está muy bien son las ilustraciones de Fernando Vicente. La obra como pintor de Fernando Vicente se caracteriza por la presencia constante de la figura humana combinada con otros elementos que el autor ha ido coleccionando a lo largo de su vida. Así, de las cuatro series principales que agrupan su obra pictórica, Anatomías está pintada sobre mapas, Átlas sobre láminas mecánicas de taller, y Vánitas y Venus usan láminas anatómicas (teniendo estas dos últimas como referencias, respectivamente, a las fotografías de moda de los años 50 y a los grandes temas de la pintura clásica).

La técnica empleada es la misma tanto para la ilustración como para la pintura, el acrílico, cambiando únicamente el soporte, el papel en el primer caso y el lienzo en el segundo. Igualmente, Fernando Vicente trabaja siempre de pie, frente a un gran caballete, incluso en el caso de la ilustración. El uso del ordenador se limita, cuando es necesario, únicamente al acabado final: tipografías, aplicación de colores de fondo o collages. Solo por los dibujos de Fernando Vicente merece la pena leerse este libro.
No es novela, solo es una historia muy breve para el que no sabe absolutamente nada de la trillada y sobrexplotada a nível literario guerra civil española. Aquí viene el problema, las ilustraciones están de auténtico lujo, no me esperaba otra cosa de este ilustrador y como soy amante de la pintura solo me compré este libro por las ilustraciones que contiene y porque guardo algún que otro objeto de los tiempos republicanos en mi casa, tales como carteles. El problema es el texto y es que me esperaba muchísimo más de Arturo Pérez Reverte. Lo cuenta como si fuera un cuento y la moraleja es " Niños: Todos eran muy malos y estaban enfadados, nadie tenía la razón y ambos bandos cometieron atrocidades". Sinceramente me esperaba algo mucho mas valiente de Pérez Reverte pero es lo que tiene estar en la cima como escritor, que trata de gustarle a todo el mundo. Además de su falta de originalidad total, hay un libro muy similar a este " Historias de la guerra civil que no le van a gustar a nadie". Un libro de pequeñas historias escrito por Eslava Galán que cuenta historias de genete anónima de los dos bandos, lo dicho, lo mejor las ilustraciones. 

1 comentario:

  1. Si, si. Todos eran muy malos. Pongamos al mismo nivel al golpista de Franco y a un gobierno legitamente elegido por el pueblo. Pongamos en el mismo rasero a los que eran unos fascistas y destruyeron España y a los que dieron su vida por luchar por la libertad. No esperaba menos de ese intelectual llamado Pérez-Reverte, ese gran académico que parece sacado de una película de Chuck Norris. No he tenido el placer de leer esta gran obra, pero es lo previsible de este personaje. Y lo peor de todo es que nos trate como si fuéramos tontos del culo.

    ResponderEliminar