domingo, 24 de diciembre de 2017

forjadores de espadas japonesas

La espada es una de las más importantes creaciones de la artesanía japonesa y todo un icono de esa cultura. Tanto es así que una antigua leyenda cuenta que las islas que conforman Japón proceden del agua que cae desde la punta de una espada mojada.
La fabricación de una espada en Japón es considerada una forma suprema de expresión artística. La filosofía nipona mantiene que aunque la forja de la espada está hecha por el hombre, la decisión final sobre la misma la tienen los dioses. Es por ello, por lo que la fabricación de la espada en Japón está envuelta en un halo de sacralidad. Los artesanos de la forja realizan rituales de purificación y oran a Buda antes de comenzar el trabajo de creación de una nueva obra.

La gran calidad de las espadas japonesas se debe al material de fabricación, procedente de la propia tierra. Los propios forjadores fabricaban el acero para las espadas con materiales como hierro, carbón y material orgánico, cociéndolos en hornos denominados ?tatara? durante varias semanas. Al final se lograba un acero con las cualidades únicas de dureza y maleabilidad características de las espadas japonesas.
El método de fabricación combinaba el calentamiento reiterado, con la técnica de plegado, el martilleado y el templado del metal. Ésta última técnica consiste en un calentamiento de la lámina de metal y el temple inmediato en agua fría. En este proceso, el lomo de la espada es recubierto con una capa de arcilla y cenizas para conservar su flexibilidad.  El cambio rápido de temperatura (de caliente a frío) da una extrema dureza y resistencia al filo.
 Una vez finalizado el proceso de templado, un herrero experto efectúa la tarea de afilado y da forma a los detalles básicos de la hoja. Asimismo graba las firmas y las marcas de registro en la espiga. Finalmente la fabricación de la espada concluye con el pulido llevado a cabo por un maestro especializado. La perfección de la espada se basará en su habilidad para llevar a cabo esta tarea. Cuando la espada esté pulida será enviada a otro artesano para terminar de montarla incluyendo el mango, el protector de la mano y otros accesorios como la funda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario