viernes, 4 de agosto de 2017

La quinta del porro

1980 España 107 minutos. Director: Francesc Bellmunt. Guión: Francesc Bellmunt. Música: José María Durán. Fotografía: Joan Minguell. Productora: Z S.A. Reparto: Alvaro de Luna, Carmen Pérez, Joan Borrás, Pep Munne, Juan Manuel Montesinos, Ricard Borrás, Arnau Villadebó, Fernando Rubio.
Sinopsis: Las aventuras de un grupo de jóvenes cuyas ideas sobre el servicio militar y la autoridad están bastante alejadas de las de sus superiores. (
La quinta del porro es de éstas películas que con el paso del tiempo van quedando desfasadas, de manera que vista actualmente puede parecer incluso ridícula. Uno de los motivos es que eso de la mili ya queda muy lejos, pero hasta hace unos años la mayoría de jóvenes, exceptuando gente con los pies planos y gente con buena suerte en general, pasaba por el aro y pringaba con el rollo ese del servicio a la Patria.La película, aparte de simpática e incluso atrevida y original en algunas de sus escenas, es una crítica mordaz a toda esa pantomima del servicio militar y de la apertura de libertades de aquella España, convirtiendo el viaje en tren de un grupo de "peludos" que se dirigen a su incorporación a filas, en toda una aventura tan dispar como la de los Graffiti, pero por supuesto mucho más vulgar, plana y ridícula. Aunque eso sí, a su favor hay que añadir el atrevimiento y la virtud al chiste que tenemos en nuestro país. Escenas (véase en el video inferior) como la que protagonizan dos jóvenes en un coche discutiendo sobre fotografíar sus sexos mientras eluden  a Woody Allen, son momentos que incluso vistos hoy mantienen la atención del espectador además de mantener un tono actual a nivel de denuncia sobre temas que siguen de actualidad y no corregidos (léase machismo).

El taxi tan de moda y tan denostado en esta época  de inventos absurdos, es también protagonista al igual que ocurre en 8 apellidos vascos de esta oda a la españolitis fílmica que tanto nos gusta criticar y al mismo tiempo disfrutar.

La película, aparte de simpática y de pocas pretensiones, es una crítica mordaz a toda esa pantomima, y convierte el viaje en tren de un grupo de "peludos" que se dirigen a su incorporación a filas, en toda una aventura. Chistes de todo tipo, de los buenos y de los otros, y un reparto irregular pero curioso, con actores que hoy en día le sonarán a más de uno. A destacar Álvaro de Luna haciendo de sargento chusquero y un jovencísimo Pep Munné.

No hay comentarios:

Publicar un comentario