martes, 18 de julio de 2017

JORN " Life on Dead Road"

JORN " Life on Dead Road" Heavy Metal Noruega 2017
Temas:
1. Life on Death Road
2. Hammered to the Cross ( The Business)
3. Love is the Remedy
4. Dreamwalker
5. Fire to the Sun
6. Insoluble Maze ( Dreams in the Blindness)
7. I Walked Away
8.  The Slippery Slope ( Hangmans Rope)
9. Devil you can Drive
10. The Optimist
11. Man of the 80 s
12. Blackbirds

Jorn Lande: Cantante
Matt Sinner: Bajo
Francesco Jovino: Batería
Alex Beyrodt: Guitarra
Alessandro del Vechio: Teclados


Jorn Lande era uno de los cantantes mas prometedores en su época, sus álbumes con Ark tan solo pueden ser catalogados de obra maestra pero una vez que dejó Ark se dedicó a participar en numerosos proyectos musicales que no le llevaron a nada. De todos esos proyectos solo con Masterplan volvió a estar en lo mas arriba pero en el 2012 se bajó definitivamente del barco.
En la actualidad se dedica a su carrera en solitario, su colaboración con Allen y los Pentakill pero lo que mas ocupa su tiempo es una carrera en solitario que arrancó en el año 2000 con muy buen pie y que tuvo su momento mas álgido con la edicción del Worldchanger, pero después de ese trabajo fue paulatinamente bajando de prestaciones hasta llegar al peor momento de su carrera con su flojísimo álbum del año pasado " Heavy Rock Radio".
Este es su treceavo álbum y se rodea de sus colaboradores habituales, gente de Voodoo Circle y de los Primal Fear. Life on Dead Road es un tema con un ritmo veloz a la batería con un estribillo melódico que es un cruce entre Dio y Thin Lizzy y con un solo de guitarra que es un calco de los Whitesnake en la etapa del Sleep on the Tongue.
Hammered to the Cross ( The Business) es un medio tiempo groovy y con un estribillo comercial que ni de broma sonará igual en directo, pues este cantante funciona a la perfección en el estudio pero en el directo nunca es lo mismo. Seguimos con esos ritmos rockeros con Love is the Remedy, le falta feeling y el tema es salvado por la técnica y elegancia de su guitarrista.
Turno para la balada, Dreamwalker es completamente descafeinada e insípida. La participación del teclista es simplemente testimonial y no se moja nunca en las composiciones, el tema está sobrecargado y musicalmente solo presenta el interés de las partes acústicas.
Regresa al metal con Fire to the Sun que sube un poco las prestaciones con un riff vertiginoso y un estribillo tatareable. Los ritmos oscuros no es lo que se espera de Jorn pero el lo intenta con The Slippery Slope ( Hangmans Rope) es una mezcla entre los Black Sabbath y los Deep Purple del Perfect Strangers con un solo de guitarra a lo Whitesnake.
I walked Away es el peor tema del álbum y con diferencia. Un cruce entre Aor y Blues Rock a lo Whitesnake en 1987, una cosa es parecerse algo y otra es intentar calcarlo, ese el problema de Jorn en los últimos años que perdió por completo la chispa compositiva. The Slippery Slope ( Hangmans Rope) es un tema entre sinfónico y progresivo, un poco de Ark y Masterplan, interesante aunque no pega ni con cola con el resto de los temas.
Es como subirse a la montaña rusa, volvemos a descender a los infiernos con el insípido Devil you can drive, un cruce entre Dio y Whitesnake. Optimist es la segunda balada del álbum, roza el pop. Man of the 80s salva un poco el álbum en la parte final, suena épico gracias al riff y eso que es bien simple, pero aveces lo simple es lo que funciona. Blackbirds es el último tema.... mas de lo mismo.
El problema de este trabajo y en general los últimos trabajos de este artista es que no tiene chispa creativa alguna ni estilo definido, simplemente se dedica a ofrecer un puñado de temas que suenen como los clásicos con una producción siempre excesiva, lo escuchas con agrado pero no es para repetir de nuevo la escucha.

Puntuación: 5,25/10





No hay comentarios:

Publicar un comentario