jueves, 4 de mayo de 2017

Warbringer " Woe the Vanquished"

Warbringer " Woe the Vanquished" Thrash Usa 2017
Temas:
1. Silhouettes
2. Woe to the Vanquished
3. Remain Violent
4. Shellfire
5. Descending Blade
6. Spectral Asylum
7. Divinity of Flesh
8. When the Guns fell Silent

Formación:
Adam Carroll: Guitarra
John Kevill: Cantante
Carlos Cruz: Batería
Jessie Sánchez: Bajo
Chase Becker: Guitarra


A dia de hoy, son una de las bandas de Thrash con mas cartel y es debido a las buenas críticas de sus tres anteriores álbumes. Esto tiene el mérito que cada uno quiera atribuirle, ya se trata de una cuestión personal. La escena del Thrash actuál, es la que es. No existe ni una sola banda que aporte algo nuevo, simplemente se dedican a emular a bandas archifamosas. Si consideras que hacer una buena mezcla de sonidos y de influencias clásicas es algo meritorio o por si por contra consideras que esto está al alcance de cualquiera ya es una cuestión de criterios personales y debates que no llevan a ningún lado.
Warbringer emulan a Exodus, Slayer, Testament , Dark Angel... y si hablamos de bandas revival, son muy similares a los griegos Suicidal Angels. El trabajo tiene un inicio prometedor con el agresivo Silhouettes. Un tema que es un cruce entre los Sodom y los Testament.
Mucho mas técnico y ambicioso es  Woe to the Vanquished. Tiene su atmósfera el tema, tiene un solo técnico que me sabe a poco porque es muy corto pero al menos suena intenso y tiene un trabajo del bajo bastante interesante.
Mucho mas clásico es Remain Violent, el enésimo intento por parte de los Warbringer por tratar de sonar a Exodus, en los tiempos del Bonded by Blood y mezclarlo con la primera etapa de los Slayer, es lo que se lleva ahora, suena poderoso, me gustan los coros, es un tema que en directo puede sonar mejor que en el estudio de grabación.
Shellfire tiene un arranque atmosférico muy típico de la Bay Area, pero cuando el tema se acelera recuerda a los Onslaugth cuando rozaban el Death metal en sus composiciones, siempre manteniendo el listón alto los Warbringer.
Descending Blade es un corte agresivo que tira de Groove y muy acelerado, otra mezcla entre Testament y los Sodom, suena ya a cromo repetido. Spectral Asylum es un tema que genera expectativas. Atmosférico, a medio tiempo y con una gran dósis de adrenalina por quemar, quizás aunque carezca de feeling, el mejor trabajo de guitarras se da cita en este tema.
Interesante Divinity of Flesh porque aporta frescura. La banda se sale del encorsetamiento del Thrash y varía de esquema con unos riffs melódicos doblados de puro Speed Metal a lo Judas Priest, que les aportará alguna crítica por parte del sector mas cerrado pero también atraerá fans del metal clásico.
Se muestran ambiciosos con el último tema, When the Guns fell Silent. 11 minutos con algún momento brillante y épico, aunque en el fondo suena a Testament mezclado con Sodom, como suelen hacer. Me parece un trabajo bastante superior a su anterior álbum. Contundente, con algún que otro tema que baja el listón pero en líneas generales es uno de los mejores álbumes de Thrash de todo el año, eso si, suena a lo de siempre, pero si lo de siempre te sabe a gloria, pues esta es tu banda.

Nota:
7,75/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario