sábado, 6 de mayo de 2017

Vangough " Warpaint"

Vangough " Warpaint" Metal Progresivo Usa 2017
Temas:
1. Morphine
2. Dust
3. The Offering
4. Gravity
5. Till Nothings Left
6. Knell
7. Black Rabbit

Formación:
Jeren Martin: Bajo
Kyle Haws: Batería
Clay Withrow: Cantante, Guitarra



Es una de las bandas del momento.Banda creada en el 2007 en Oklahoma , quinto trabajo de estudio al que hay que sumarle un Ep y un álbum en directo. ¿ Referencias? Esta es una banda de Metal progresivo que a mi particularmente me recuerda al buen hacer de los Opeth.
Esquema libre en todo momento, con instantes que valen oro de pura creatividad. Pero no es un trabajo virtuoso, al menos no tan técnico como sus anteriores obras, digamos que bajan al foso para recrear ritmos que buscan densidad, emotividad, pero no tan elaborados.
Morphine es el primer tema. Bluesy por momentos, Shred en otros, Groove y un bajo amplificado en las arrancas con mucha violencia. El pasaje melódico que precede a la arrancada me recordó a los Fates Warning. Aunque extienden demasiado el tema sin ninguna necesidad y sobran las voces guturales.
Dust es un tema que va creciendo poco a poco en intensidad. Ritmo tribal a la batería, mezcla de rock progresivo con Funk, trabajo de la base rítmica jazzístico con un solo de Shred en el tramo final del tema, difícil de digerir pero con mucha clase. Retoman un poco la idea del Metal progresivo con The Offering. En la técnica que utilizan hay mucha influencia de los Voivod.... ¿ Pero quién no está influenciado por los Voivod? Es una de las bandas mas creativas que dió el planeta metalero y su legado salpica a bandas de la mas diversa índole.
El problema que arrastra Vangough desde sus inicios es una brutal falta de feeling, lo que hace que haya críticas entusiastas y detractores en cada álbum que sacan. En temas como Gravity se les va por completo la olla con ritmos pausados a lo Opeth que no les llevan a ningún sitio. Lo mismo podría decir de Till Nothings Left, esa especie de Post Rock, está vez dejándose influenciar por los Metallica y su rock alternativo y comercial de los noventa, mala influencia para una banda de metal progresivo. Lo mejor de Vangough es cuando se deja influenciar por el rock de los setenta pero no es algo habitual en su música.
Le falta feeling y garra a Knell y generalmente a todo el trabajo. Son temas contemplativos, con momentos de mucha clase y alguna que otra pirueta creativa realmente impresionante. El cantante tiene un vozarrón pero no le saca jugo alguno está la mayoría del tiempo cantado en tonos bajos y acaba siempre subiendo de tonalidad en las arrancadas, lo hace muy previsible.
Black Rabbit es el tema mas libre de todo el álbum con sus 11 minutos donde pasa absolutamente de todo. Lo mejor para mi gusto son las partes acústicas que nos acercan al sureño y al Country ( son de Oklahoma) Aveces tienen un puntito rockero que recuerda a los Tesla, sin lugar a dudas es el mejor tema del álbum.
Para extraerle el jugo a este trabajo hay que escucharlo un par de veces y solo así podrás empezar a extraerle todo su significado. Pero la sensación es un tanto agridulce, esta era la oportunidad para que los Vangough dieran el salto internacional y al trabajo le falta un poco de todo.

Nota:
6,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario