viernes, 19 de mayo de 2017

Tras la pista de los asesinos

1956 Usa. 78 minutos. director: Budd Boetticher. Guión: Burn Kennedy. guión: henry vars. fotografía: henry clothier. Productora: Warner Bros. reparto: Randolph Scott, Gail Russell, Lee Marvin, Walter Reed, John Larch, Fred Graham, Don Barry, John Beradino, Stuart Whitman, Pamela Duncan.
Sinopsis: Un antiguo sheriff, atormentado por el asesinato de su mujer a manos de siete atracadores durante un robo a la Wells Fargo, decide vengarse de todos y cada uno de los culpables. 

Ahora que está tan de moda reinterpretar el género de una forma pretenciosa, es muy saludable revisitar películas como ésta en la que con un sencillez asombrosa y sin mucho presupuesto se hace un filme, no sólo entretenido, sino también de gran calidad.


Tal vez Randolph Scott no sea el mejor actor del mundo, vale. Pero tiene presencia. La adecuada para su personaje. Igual que un pintor elige el color adecuado, aunque sea primario, para un cuadro; un director (o productor) también ha de elegir al actor adecuado, no necesariamente el más llamativo. Y Scott cumple esa función a la perfección. Lo de Lee Marvin ya es una tecla segura. ¡Qué voz! ¡Y qué ojos los de Gail Russell!


Imprescindible western que me recomendó el amigo alfie. El guión de Kennedy es breve, sencillo, y redondo. Y la dirección de Boetticher rezuma personalidad. Se nota que este dúo está empapado de la cultura del western hasta las cachas. Los hombre se mueven por pasiones, tanto los héroes como los villanos. Venganza, codicia u orgullo. Incluso los indios no son ni buenos ni malos, sino que actúan por un instinto más primario: hambre. La fotografía es cuidadísima para una producción tan modesta. Se ve el polvo de día y la el barro de noche en el desierto. Se duerme debajo de las carrozas cuando llueve, y los caballos hay que lavarlos. Curiosa la presencia constante del café, con una pinta asquerosa pero que todo el mundo quiere. En definitiva, algo difícil en el western: te lo crees.

No hay comentarios:

Publicar un comentario