miércoles, 3 de mayo de 2017

Roy Colt y Winchester Jack

1970 Spaguetti Western. Italia. 85 minutos. Director: Mario Brava. Guión: Mario di Nardo. Música: Piero Umiliani. Fotografía: Antonio Rinaldi. Productora: Pac. Reparto: Brett Halsey, Marilu Tolo, Charles Southwood, Isa Miranda, Leo de Nobili, Piero Morgia.
Sinopsis: Dos forajidos compiten entre sí por un mapa del tesoro que los llevará al oro enterrado. Mientras uno de ellos se une a un sacerdote convertido en maleante, una joven nativa ayuda a ambos y juega en los dos bandos.

No amigo, no todas las cervezas son iguales dice el puto anuncio de las birras, pues yo lo hago mío para decir que no todos los euro western que se rodaron en los 70, el Spaguetti crepuscular, son mediocres, hubo excepciones y aquí va una de ellas.
El presupuesto ajustado, la fotografía bastante irregular, vestuario con lo justo y una música ( esto si que es común en el spaguetti crepuscular, que no pega ni con cola con lo que suele ser habitual en este bendito subgénero)  Mas que una historia de venganza, que suele ser lo común por los desiertos de Almeria, esta vez se trata de una historia de ambición y bastante creíble. 

Lo importante de esta película es que el guión no hace aguas, que era mi mayor temor a la hora de disfrutar de mis vaqueradas de media tarde cuando el sopor agota a uno con el calor. Hebra en la boca se ve bien la película. Es un trio, dos ladrores y una india. Mezcla de triángulo amoroso con tensión erótica y es que Marilu Tolo que es la que encarna el papel de la india, era una actriz italiana todoterreno. Ella formó parte del destape italiano, de las comedias, drama, terror e incluso del peplum, no rehuyó nada. Siempre ubicada en el papel de películas de bajo presupuesto, quizás esta actriz se merecía algo más, al igual que Brett Halsey, uno de los bandidos, con los que tiene esa tensión erótica, tan típica del euro western crepúscular.

Un trio por lo tanto, la india jugando al escóndite con los dos bandidos, con algún momento de humor, pero matizo rapidamente que no se trata de un spaguetti en clave humorística como era habitual en los setenta. Es un Spaguetti con escaso ritmo en el guión, con algún momento en el que se te escapa un bostezo pero tiene dos puntos fuertes o tres si me apuras. El primero de ellos es que el guión, pese a esa carencia de ritmo y de intriga, es coherente, lo cuál no es poco, pues suele ser el principal problema de esta clase de películas. El segundo punto fuerte es que hay mucha acción, tanto peleas a puñetazos como tiroteos, con pocos extras y sin demasiado efecticismo, pero entretenido. El último punto fuerte es uno de los ladrores que compite con el otroes un sacerdote que es forajido y parece que dejó atrás la vocación religiosa, personaje contradictorio que es el que introduce la clave humorística en la película, merece la pena echarse al sofa y ver la peli.
película completa en italiano

No hay comentarios:

Publicar un comentario