miércoles, 10 de mayo de 2017

Lluvía torrencial en el Barco de Valdeorras

O Barco de Valdeorras quedó colapsado por una fuerte tormenta que descargó gran cantidad de agua y granizo durante unas dos horas. Las principales entradas de la capitalidad valdeorresa quedaron bloqueadas y algunos vehículos quedaron atrapados sin poderse mover entre las corrientes de agua, aunque no hubo daños personales. La alerta por tormentas estaba anunciada, pero aún así la descarga de agua fue tal en O Barco que causó problemas en el tráfico y en bajos y garajes, que resultaron anegados. El arroyo Mariñán llenó su cauce, aunque con el paso del tiempo, sobre las diez de la noche, ha comenzado a bajar el caudal.

Los servicios de emergencias, bomberos, GES, Policía Local y Guardia Civil se tuvieron que dividir y organizar para atender las prioridades. Las entradas por la carretera de Ponferrada, en la avenida del Bierzo, el acceso por A Pobra o el puente de Veigamuíños, un punto que sufre recurrentes problemas de este tipo cuando llueve, quedaron cortadas por la lluvia. La N-120 ha quedado cortada y así permaneció durante la noche debido a que la tromba provocó el levantamiento de algún tubo y del asfalto y los responsables de mantenimiento del vial decidieron cortarla por seguridad hasta examinar cómo está el suelo, explicó el alcalde, Alfredo García. Además del agua, la tormenta descargó una cantidad importante de granizo que se teme que haya dañado las viñas y otros cultivos. Los problemas principales se dieron en O Barco, pero también hubo escorrentías en Vilamartín de Valdeorras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario