miércoles, 24 de mayo de 2017

James Hunt

Hunt destacó siempre por su comportamiento poco convencional, dentro y fuera de los circuitos. Se convirtió en el paradigma de playboy (se jactaba de haberse acostado con más de 5000 mujeres) y de conductor indisciplinado, llegando, incluso a consumir drogas y practicar sexo momentos antes de una carrera. Fue célebre, también su excentricidad inglesa, que incluía llevar a comer a su mascota, un perro alsaciano llamado Oscar, a los carísimos restaurantes del barrio Mayfair de Londres.
Su comportamiento en pista era una prolongación de su vida personal. Se le reconoce como el primer piloto caracterizado por una conducción muy agresiva al volante, a la vez que divertida, por lo que era muy atrayente de cara al espectador. Esa conducción le llevó a tener numerosos y espectaculares accidentes y a ganarse el sobrenombre de “Hunt the Shunt” (algo así como Hunt el “Salidas”).

Muy aficionado al deporte desde jóven, su afición al automovilismo surgió poco antes de cumplir los 18 años, cuando presenció, junto a un amigo, una carrera y quedó prendado. Empezó corriendo con la categoría Mini con su propio automóvil, subiendo luego a la Fórmula Ford y la Fórmula 3. Hunt pronto fue reconocido como un corredor rápido y espectacular, pero propenso a aparatosos accidentes.
El año 1976, a los mandos de un McLaren M23, fue el mejor en la carrera de Hunt, aunque la temporada resultó ser a la vez dramática y polémica.
Consiguió la victoria hasta en seis grandes premios, pero el comienzo de temporada no fue demasiado bueno, y su gran rival y amigo Niki Lauda aprovechó para conseguir una gran ventaja de puntos.
En ese principio de temporada, Hunt tuvo que hacer frente a numeros incidentes y polémicas. Entre las más destacadas, por ejemplo, estan su descalificación y posterior readmisión como ganador del premio de España, a causa de conducir un coche demasiado ancho, según la normativa.
Otro incidente tuvo lugar en el  gran premio de Gran Bretaña , dónde estuvo involucrado en un accidente en la primera vuelta con Lauda que llevó a la carrera de ser detenida y reiniciada. Aunque Hunt, con un coche de reserva, volvió a pista y obtuvo la victoria, ésta fue rechazada el 24 de septiembre por un fallo de la Fia  después de que Ferrari se quejase de que Hunt no estaba legalmente autorizado para reiniciar la carrera.
La temporada, de todas maneras, estuvo marcada por el gran premio de Alemania  y el accidente casi fatal de Niki Lauda que le obligó a perderse las dos carreras siguientes, lo que permitió a Hunt acortar la brecha de puntos con el austríaco hasta únicamente 3 en el último Gran Premio, en Japón.
la carrera en el circuíto de Fuki, se caracterizó por una lluvia torrencial que obligó a Lauda a retirarse al principio de la prueba ya que, a causa de las aún recientes quemaduras en la cara por su accidente en Alemania no podía parpadear y las gotas le impedían ver. Después de liderar la mayor parte de la carrera, Hunt sufrió un pinchazo, pero se las arregló para terminar en el tercer lugar, anotando cuatro puntos, suficiente para ganar el Campeonato Mundial por un punto.
Hunt aguantó unos años más en la élite,en 1979 decidió retirarse para hacerlo, según sus palabras, mientras aún estaba en lo más alto.
Su vida y, especialmente, su relación de rivalidad y amistad con Niki Lauda, con el que incluso llegó a compartir apartamento en Londres, han inspirado al director de cine Ron Howard, autor entre otras de “Apolo 13” o “Una mente maravillosa”, para realizar la película “Rush”, que se estrenará a finales de 2013. El actor Chris Hemsworth, actual marido de Elsa Pataky, será el encargado de encarnar al piloto británico, mientras que Daniel Brühl hará lo propio con Niki Lauda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario