lunes, 15 de mayo de 2017

Izaguirre victoria en el giro

Lucha sin cuartel de inicio en una jornada costera para formar una escapada, hasta que se construyó en el ascenso del primer puerto del día, el Monte Santangelo, un segunda en cuyas rampas se marcharon 13 hombres en busca de la gloria. Entre ellos tres españoles, Luis León Sánchez (Astana), Julen Amezqueta (Wilier) y Gorka Izagirre (Movistar).
Además, se unieron el austríaco Lukas Postlberger (Bora), titular en las fugas y Visconti, un hombre del Bahrain de Nibali. Un grupo peligroso para el control de la etapa, con experiencia y fuerza en las piernas para combatir el impulso de un pelotón que no iba a despertar hasta que la diferencia superó los 4 minutos.
Definidas las dos etapas, por el triunfo en Paschici y por mantener la maglia rosa, siguió la gresca delante. A 35 de meta quedaron cinco en la proa de la expedición. Se mantenían "Luisle" e Izagirre, Visconti, el austríaco Muhlberger y el italiano Valerio Conti, líder virtual, en la general a 2.10 de Jungels.
El Quick Step se puso las pilas ante la posibilidad de que volara la maglia rosa antes del Blockhaus, así que conectó la locomotora en busca y captura de los rebeldes, un grupo preocupante que vendía caro cada segundo de renta.
Cinco contra todos ante un desenlace con mucha miga, con repechos complicados y un final de 1.500 metros con los últimos 200 en un muro del 12 por ciento. El caramelo rosa animó al romano Conti a probar en solitario de lejos, luego el siciliano Visconti abrió hueco aprovechando una zona de ascenso. Zarpazos que animaron los últimos capítulos de la etapa disputada por la provincia de Foggia, en la región de Apulia.
En el tramo definitivo se desataron las últimas hostilidades con el pelotón oliendo sangre. Conti se salió en una curva y se dejó sus opciones. Por detrás iba Izagirre, quien dudo unos instantes antes de salir disparado hacia la gloria. El gregario de Nairo Quintana impulsó la moral del Movistar ante el gran examen de montaña.

Izagirre firmó la victoria española 107 en el Giro, tomando el testigo de la última lograda por su compañero Alejandro Valverde en 2016. Todo quedó en casa. Y en familia.
Dentro del grupo de favoritos se movió Mikel Landa a 10 de meta. El alavés probó sensaciones antes del examen de montaña, donde ya los favoritos se medirán para establecer las primeras diferencias significativas.
Este domingo llega la segunda etapa con final en alto, cita importante para la general, recorrido corto de 139 kilómetros entre Montenero di Bisaccia y Blockhaus, un puerto de primera categoría de 13,6 kilómetros al 8,4 por ciento de desnivel medio, sin descanso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario