domingo, 21 de mayo de 2017

Estibadores y patronal tratan de evitar la huelga

La nueva convocatoria de paros, que arrancarán (teóricamente) el próximo 24 de mayo y permanecerán vigentes durante las próximas tres semanas y se realizarán los lunes, miércoles y viernes, en horas alternas (ocho jornadas) llega en un momento en el que «la exportación está siendo la base de la recuperación económica del país». En este sentido, cabe recordar que recientemente la industria azulejera española tuvo que encarar el hecho de que el Gobierno argelino fijase cuotas cuantitativas (todavía sin cifrar) a la importación cerámica. Así los nuevos paros en los procesos de la estiba pueden suponer para el azulejo la gota que colma el vaso.

«En un momento en el que el sector está comenzando a mostrar signos de recuperación, y teniendo en cuenta que operamos en un mercado altamente competitivo, esta situación nos afecta muy gravemente», subrayó Zarzoso. A juicio del líder de Ascer, «no solo nuestra mercancía quedaría paralizada, si no que podemos llegar en unos días al desabastecimiento de materias primas con las nefastas consecuencias que esto acaerraria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario