domingo, 9 de abril de 2017

Viernes Santo

juicio:
Al acabarse el juicio ante el Sanedrín todo ha quedado claro. Jesús ha manifestado la verdad ante la máxima autoridad de Israel y con todas las garantías de ser escuchado. Los que creen en Él están consternados y no saben que hacer. Los que dudan están más inclinados a la condena, y los conspiradores se alegran del éxito tan fácil que han tenido. Pero conviene explotar el éxito y darse prisa, antes que se provoque un motín en el pueblo, quizá entre los galileos, o entre los poderosos creyentes en Jesús. Por eso "condujeron a Jesús de Caifás al pretorio. Era muy de mañana". Lo tienen todo previsto se trata de comprometer al romano para que condene a Jesús. De este modo, los seguidores de Jesús culparán al extranjero, y Pilatos puede quedar, públicamente, como ejecutor de la decisión.

Los comienzos son desafiantes y despectivos con el procurador "ellos no entraron en el pretorio para no contaminarse y poder comer la Pascua". No les abandona la mentalidad hipócrita; observan la tradición, mientras mienten, odian, traicionan y buscan la muerte injusta.



"Entonces Pilato salió fuera donde estaban ellos". Es de suponer el malhumor con que atiende Pilatos a los judíos. Había sido elegido procurador en tiempos de antisemitismo, pues lo judíos habían sido expulsados de Roma. Pilato era el típico gobernador de provincias; aunque su matrimonio con Claudia Prócula, de la familia imperial, debió ser uno de los motivos de su nombramiento: duro, expeditivo, pero conocedor del derecho romano. Le molesta el carácter judío, y lo exterioriza despreciando sus costumbres tan puntillosas. Se repone de su estado de ánimo y pregunta: "¿Qué acusación traéis contra este hombre?". Quizás, sorprendido de la calidad de los acusadores, pues muchos son del sanedrín y sus doctores, se da cuenta de que están allí por una cuestión importante. Sin embargo, el primer paso es intentar manipularle como mero ejecutor de las decisiones del Sanedrín. Por eso le respondieron: "Si éste no fuera malhechor no te lo hubiéramos entregado. Les dijo Pilato: Tomadle vosotros y juzgadle según vuestra ley. Los judíos le respondieron: A nosotros no nos está permitido dar muerte a nadie"(Jn). El sanedrín tenía jurisdicción religiosa, y Pilato tenía el poder militar y el judicial. En la fortaleza Antonia, situada en la esquina del Templo, había unos seiscientos soldados además de la guardia de Pilato, que se había desplazado allí aquellos días desde Cesarea marítima. Pero Pilato no consiente en ser mero ejecutor, y quiere acceder a un verdadero juicio. Él sabía bien cómo funcionan los juicios. "Así se cumplía la palabra que Jesús había dicho al señalar de qué muerte había de morir".

 Pero quedaba aún la acusación definitiva. El reo se proclamaba rey, y eso debía aclararse. Es cierto que no le constaba ningún movimiento rebelde, pero podía estar incubandose un nuevo levantamiento de los muchos que ocurrían en aquellas tierras. Por eso Pilato aceptó la acusación. Y empieza el proceso al modo romano, "entró de nuevo en el pretorio, llamó a Jesús y le dijo: ¿Eres tú el Rey de los judíos?". Primero había que escuchar al reo: lo imponía la ley romana y el sentido más elemental de justicia, saber la verdad para poder juzgar. Ante el interés por conocer la verdad Jesús no calla y contestó: "¿Dices esto por ti mismo, o te lo han dicho otros de mí?". Pilato respondió: "¿Acaso soy yo judío? Tu gente y los pontífices te han entregado a mí: ¿qué has hecho?". Quiere saber si es un rebelde al poder de Roma, o si es un aspirante a rey; no le importan las ideas judías; las desprecia. Una vez aclarado esto, Jesús respondió algo de una gran importancia: "Mi reino no es de este mundo; si mi reino fuera de este mundo, mis servidores lucharían para que no fuera entregado a los judíos; pero mi reino no es de aquí"(Jn). Si no es de este mundo, ni es de aquí, ¿de dónde es? no puede ser más que espiritual, y dejando los reinos de los hombres a su libre disposición, lo único que pretende es reinar en los corazones y las intenciones. Se trata de un reino religioso. No entra por tanto en el ámbito del juicio de Pilato. Esto coincidía con la información que tenía el gobernador respecto a Jesús. Sin embargo, puede más su curiosidad, y Pilato le dijo: "¿Luego, tú eres Rey?" ¿En qué consiste tu realeza? Jesús contestó: "Tú lo dices: yo soy Rey. Para esto he nacido y para esto he venido al mundo, para dar testimonio de la verdad; todo el que es de la verdad escucha mi voz"(Jn). Hay como un acento amoroso de Jesús hacia Pilato como diciéndole que si ama la verdad podrá acceder a ella, pues esa es la meta de la venida al mundo de quien es el camino, la verdad y la vida. La reacción de Pilato revela lo que lleva dentro: es un escéptico, y le dijo: "¿Qué es la verdad?"(Jn). La única verdad que entendía era la del poder, la del triunfo social, la del dinero y la fama y los honores. ¿La verdad? era una cuestión que interesaba a unos pocos iluminados casi siempre marginales en la sociedad. La única verdad era la suya, que era poderoso.

 En aquella indecisión Pilato advierte una jugada que, en su ingenuidad, le parece maestra: aprovechar la tradición de soltar a un preso por la Pascua, comparando al justo Jesús con el asesino Barrabás.

Pilato, en vez de salir en defensa abierta del inocente, como era su deber, y se lo dictaba la conciencia, no quiere enfrentarse con los sanedritas.

Pilato vuelve al sitial de justicia y pregunta ¿A quién queréis que os suelte?; parece convencido de que su juego político le hará salir bien de aquel embrollo; pero escucha con asombro que ellos dijeron: "A Barrabás". La primera elección está hecha; piden la libertad de un preso, pero en realidad están pidiendo la ejecución de un inocente. Pilato queda desconcertado, no puede creer lo que oye: piden la libertad de un criminal, en lugar de un inocente; repite la pregunta, dos veces más, manifestación de su debilidad: "¿Qué haré entonces con Jesús, el llamado Cristo?"(Mt). Lo que tenía que hacer estaba claro: dejar a Cristo libre, pero una cuestión mal planteada no tiene fácil arreglo. Y la muchedumbre grita con furor: "Crucifícale, crucifícale".





Pilato permite la condena de un inocente haciéndose responsable ante la ley y ante su conciencia.

porta la cruz:
es un episodio evangélico  y tema artístico  muy frecuente en la devoción y el arte cristiano, denominado también de muchas otras formas (Jesús o Cristo portando la cruz o su cruz -con mayúsculas en la mayor parte de la bibliografía-, cargando la cruzcon la cruz a cuestas o al hombro, etc.) Es parte del ciclo de la pasión de cristo y del via crucis , y contiene muchos episodios que pueden ser objeto de tratamiento artístico por separado o bien representarse conjuntamente 

crucifixión:
 es un hecho narrado en los evangelios , que relata la muerte de Cristo en el Gólgota de acuerdo con la fe cristiana. jesús , a quien los cristianos  consideran el hijo de dios y el mesías  según la tradición fue arrestado, Juzgado por el sanedrín de jerusalen y sentenciado por el procurador pilato  a ser flagelado y, finalmente, crucificado . En conjunto estos acontecimientos son conocidos como "la pasión". El sufrimiento de Jesús y su muerte representan los aspectos centrales de la teología cristiana, incluyendo las doctrinas de la salvacion  y la expiación . Los cristianos han entendido tradicionalmente la muerte de Jesús en la cruz como una muerte en sacrificio expiatorio. La mayoría de los cristianos proclaman este sacrificio a través del pan y el vino de la eucaristia , como un recuerdo de la última cena , y muchos también conmemoran el evento el viernes santo de cada año

Los detalles de la muerte de Cristo son narrados en formas contradictorias en los evangelios . Según los sinópticos, tras su detención Jesús fue llevado al palacio del sumo sacerdote caifás , pero, según el Evangelio de Juan fue llevado primero ante Anás, donde fue interrogado. La tradición judía consigna la crueldad de la clase dirigente saducea: “¡Ay de mí por la casa de Janín [Anás], ay de mí por sus calumnias!” Jesús habría sido condenado a muerte, según unos evangelios, por el entero Sanedrín reunido; según otros, solo por allegados al sumo sacerdote. Según los evangélios sinópticos Jesús habría sido ejecutado el mismo día de la Pascua judía, mientras que en el evangelio según San Juan fue en la víspera de esa fiesta.
Luego de hallarlo culpable de blasfemia fue entregado en manos de los romanos. A la mañana siguiente, pues los juicios romanos se hacían antes del mediodía, Jesús fue llevado ante poncio pilato  el prefecto-procurador romano. El Evangelio de Lucas añade que Pilato envió a Jesús ante hérodes antipas , tetrarca de Galilea, que se encontraba de visita en Jerusalén, algo históricamente correcto pues en la ley romana la jurisdicción correspondía al lugar de origen del acusado. Herodes lo envió de nuevo a Pilato al no hallarlo culpable de nada.. A pesar de lo anterior, la corona puesta sobre Jesús y el letrero del cargo indican que fue condenado a morir en la cruz bajo el cargo de sedición, al considerarse que se había proclamado rey, lo que significa la aplicación de la Lex Iulia Lesae Maiestatis.

 La actitud misericordiosa y vacilante de Pilatos descrita en los evangelios, contrasta drásticamente con lo descrito por Flavio Josefo sobre su personalidad violenta y actos de extrema crueldad. Además, el episodio que presenta a Pilatos otorgando al pueblo la decisión de liberar o condenar por aclamación a un reo acusado de sedición viola la ley romana y carece de precedente. La supuesta "costumbre de liberar a un preso en las fiestas" tampoco ha sido consignada por fuentes históricas judaicas como Josefo o el Talmud.

Antes de su ejecución se efectuó en cristo  un cruel preludio, la flagelación. Una revista de la Asociación Médica Estadounidense, The Journal of the American Medical Association describe así la práctica romana: “Por lo general el instrumento que se usaba era un látigo corto (flagelo, flagrum, flagra horrible) con varias tiras de cuero sueltas o trenzadas, de largo diferente, que tenían atadas a intervalos bolitas de hierro o pedazos afilados de hueso de oveja [...] Cuando los soldados romanos azotaban vigorosamente vez tras vez la espalda de la víctima, las bolas de hierro causaban contusiones profundas, y las tiras de cuero con huesos de oveja cortaban la piel y los tejidos subcutáneos. Entonces, a medida que se seguía azotando a la víctima, las heridas llegaban hasta los músculos esqueléticos subyacentes y producían tiras temblorosas de carne que sangraba”.cristo , pues según la ley judía solo se daban 39 golpes, mientras que los romanos solían dar mucho más. La humillación de jesus, lo que incluyó que lo disfrazaran de rey con un manto rojo, una caña en su mano derecha a manera de cetro y una corona de espinas, parece seguir una costumbre de las legiones que escogían a un esclavo en las saturnales de fin de año, para vestirlo de rey, humillarlo y luego sacrificarlo. Los soldados romanos le escupieron y golpearon. Se burlaban de él diciendo: «Saludos, rey de los Judíos».
Según los evangélios sinópticos, apenas sacado para ser ejecutado se obligó a llevar su cruz a un hombre llamado simón de cirene . Fue conducido hasta un lugar llamado golgota, que significa, en arameo , «lugar del cráneo». El evangelio según Marcos dice que Jesús fue crucificado a la hora nona o novena (2 a 3 de la tarde), mientras que el evangelio de Juan dice que fue en la hora sexta (11 de la mañana a 12 del mediodía).
Fue crucificado entre dos ladrones.

En cambio el evangelio de Juan no menciona al tal Simón de Cirene sino que describe a jesus cargando su propia cruz. Afirma además que Jesús fue crucificado entre otras dos personas, pero no dice que fuesen ladrones

A diferencia del arte cristiano y de ciertas obras cinematográficas, el reo tan solo cargaba una viga pequeña sobre ambos hombros, a manera de yugo, llamadapatíbullumantenna o furca, la cual solía usarse de viga transversal. Una cruz clásica completa se estima que habría pesado alrededor de 100 kg, haciéndose imposible que un hombre debilitado por la tortura pudiera cargarla.
La concepción popular cristiana de Jesús cargando la cruz entera sobre uno de sus hombros se presenta bastante tarde en el arte cristiano. La representación más antigua conocida, es cerca del 430 d. C.  La confusión deriva de que la palabra griega para cruz (stauros) se usaba en las fuentes clásicas para referirse indistíntamente a cualquier parte constituyente de la misma, y no necesariamente a una cruz completa.
Junto al reo a veces se colocaba un "titulus" (gr.: Titlos) o inscripción del cargo. Los relatos de los evangelios narran diversas versiones del contenido de la inscripción puesta sobre Jesús, pero coinciden en que fue escrita en hebreo (o más probablemente arameo), griego y latín, para ser leído por las multitudes de extranjeros que acudían a la Pascua judía. En la versión de los evangelios de Marcos y Lucas el letrero decía escuetamente: «El rey de los judíos». En el de Mateo «Este es Jesús el rey de los judíos», y en el de Juan «Jesús el Nazareno el rey de los judíos», que en latín es «Iesus Nazarenus Rex Iudæorum» (y de ahí la sigla inri típica del arte cristiano),
Era común que los grupos de ejecución estuvieran compuestos de cuatro soldados y un centurión, y que estos pudieran reclamar los bienes de la víctima como parte de su salario (expollatio). En efecto, la Biblia narra que, tras crucificarlo, los soldados se repartieron sus vestiduras.

También, a diferencia de lo representado tradicionalmente en el arte cristiano, el profesor Josef Zias, antropólogo de la Universidad Rockefeller y ex curador del Departamento de Antigüedades y Museos de Israel, cree que las crucifixiones en Judea no habrían sido en cruces muy altas, en vista de que la madera más disponible para ejecuciones sería la de olivo y estos árboles no son muy altos, lo cual sugeriría que las personas eran crucificadas “a la altura de los ojos del observador”.
Según los evangelios  los romanos dieron de beber a Jesús vino con hiel. En tiempos de jesucristo , los soldados romanos bebían un vino flojo, ácido o amargo, conocido en latín como "acetum (vinagre)", o, cuando estaba diluido con agua, "posca". Probablemente esta fue la bebida que se le ofreció a jesús  mientras estaba en la cruz. Según unos evangelios, él rehusó el vino agrio mezclado y drogado con mirra (o hiel) que se le presentó para aliviar su sufrimiento. Algunos piensan que este licor era preparado por las mujeres de jerusalem para aliviar los dolores de las víctimas de crucifixión, y que los romanos aceptaban esto por condescendencia. Sin embargo, otros dicen que, poco antes de expirar, si aceptó vino agrio puro de una esponja que le acercaron a la boca.

Hacia las tres de la tarde, Jesús exclamó: «Eloí, Eloí, lamá sabactani», que en arameo significa: «Dios mío, Dios mío, ¿por qué me has abandonado?», una cita directa del Salmo 22. Sus últimas palabras antes de expirar fueron: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu». O simplemente "Todo ha sido cumplido", así las palabras finales de Jesús también difieren en los evangelios.


Algunos investigadores han creído que la muerte de Cristo pudo producirse como resultado de una “rotura del corazón”, debido a la historia evangélica del agua y la sangre que fluye de la herida de cristo  Según ellos, la ruptura cardiaca había estado relacionada a un daño miocárdico previo que podría haber sucedido debido a un golpe en el pecho durante la ejecución. Pero, también el relato sobre la sangre y el agua simplemente podría ser un simbolismo o relato "milagroso" carente de significado forense.
Una teoría de Pierre Barbet establece que la causa típica de la muerte en la cruz era la asfixia. Pues, como todo el peso del cuerpo es soportado por los brazos estirados, el condenado tenía severos problemas para inhalar, debido a la híper-expansión de los músculos intercostales y del pecho. Debido a eso los verdugos solían fracturar las piernas con mazos de hierro si querían acelerar la muerte (crurifragium), pues así la víctima quedaba sin sustento para poder levantarse y seguir respirando. Sin embargo, el doctor F. Zugibe, de la Universidad de Columbia, ha concluido, luego de efectuar varios experimentos en voluntarios desde 1980, que cuando alguien se encuentra suspendido con los brazos de 60° a 70° desde la vertical, aunque se le presentan dificultades en la respiración esta no le resulta imposible. Zugibe asegura que el crurifragium,era utilizado solo como “golpe de gracia”, causando un shock  traumático severo o causando embolia grasa, pero de ninguna manera induciendo la muerte por asfixia.




Hoy se cree que la muerte en una cruz podía suceder por múltiples razones, como shock  Hipovolémico, debido a la hemorragia causada por los azotes y los clavos; o sepsis  generalizada por las heridas infectadas. También podía suceder por la combinación de una serie de otras causas como deshidratación, insolación, cansancio crónico, que eventualmente podían llevar a un paro cardíaco, etc. Por todo ello sería injusto afirmar que la muerte de Jesús fue por una sola causa.
 Una de las más antiguas versiones de la posible forma de la cruz de Cristo es la de la cruz "commissa", "decussata", "Tau" o de “San Antonio”. La base de esta afirmación es el más temprano arte paleocristiano, y el hecho de que, según las fuentes griegas y latinas, esta era la forma más común y acostumbrada de crucifixión en el imperio romano, y además no sería necesario abajar el travesaño para colocar el letrero del cargo, pues se podría incorporar un aditamento para ello, o simplemente aumentar el ángulo de los brazos para dejar un espacio sobre la cabeza.

En 1873 un famoso erudito francés, llamado Charles Clermant-Ganneau, informó el descubrimiento de una caverna de sepultura en el monte de los olivos . Dentro había 30 osarios varios de ellos tenían signos cruciformes junto a nombres tan comunes para ese tiempo como Juan o Jesús. Luego, en 1945, una tumba familiar fue descubierta en "Talpiot" jerusalen  por el Profesor E. L. Sukenik del "Museo de Antigüedades Judías de la Universidad Hebrea de Jerusalén". Dos osarios tienen el nombre de “Jesús” en griego. El segundo de éstos tiene también cuatro cruces grandes dibujadas. El Prof. Sukenik concluyó que las inscripciones y las cruces estaban relacionadas, siendo ellas "expresiones de pesar por la crucifixión de Jesús", a la luz de estudios paleográficos estas inscripciones datarían desde el siglo I a. C, al I  d. C
Pero la opinión más actual de los arqueólogos es descartar la atribución cristiana a este tipo de marca, que en verdad aparece en el 40% de los osarios encontrados en israel , incluso en los anteriores a los días de Cristo, ya que se ha concluido que se usaba simplemente para alinear la tapa a manera de marcas de albañil. Esta interpretación está confirmada por la presencia de un asterisco en el mismo lado de la tapa de los osarios. Esta es la opinión de arqueólogos como L. Y. Rahmani, y Amos kloner. Rahmani las llama "Marca de dirección". Esta conclusión es compartida por la investigación sobre supuestas marcas de cruces cristianas sobre una serie de osarios judíos del profesor R. H. Smith.

Sin desmedro de lo anterior, otros académicos creen que los judíos del tiempo de Jesús si usaban una “x” o un signo “+” como símbolo de protección basados en ezequiel  Pero la letra hebrea Taw solo tenía apariencia de T en el antiguo paleohebreo y no en el hebreo cuadrado del siglo I, en que tiene el aspecto de una herradura invertida. En todo caso, sólo sería una marca simbólica de protección, no una cruz basada en el martirio de Cristo. Por ejemplo, una inscripción hebrea, datada del 136 d. C., encontrada en palmira , una antigua ciudad de Siria, contiene una inscripción hebrea encerrada entre dos “x”:

En 1856, en una pared de las habitaciones usadas por la guardia pretoriana, en las ruinas de los palacios imperiales, en la ciudad de Roma, se encontró una inscripción en la que aparece una cruz de la que pende un asno. Enfrente está un hombre con los brazos abiertos en posición de oración que contempla la cruz. Una inscripción griega dice αλεξαμενοϲ ϲεβετε θεονAlexámenos sébete Theón, «Alexámenos venera [a] Dios». Se piensa que el grafito Palatino data de los días del Emperador Marco Aurelio entre el 161-180 d. C., pero algunos lo han fechado tan tarde como durante el gobierno de Alejandro Severo, en el 222-235 d. C.
El profesor J. M. Blazquez escribe que “la presencia de la cruz parece indicar que se trata de una burla anticristiana. Extendida estaba la acusación de que los judíos adoraron un tiempo la cabeza de un asno, según cuenta también Flavio Josefo (Contra Ap[ion]. 2,80)”.

La constatación de burlas anticristianas semejantes en esa misma época ha llevado a la mayoría de los estudiosos consultados a creer que este grafito se trataría de una blasfemia anticristiana. El escritor cristiano tertuliano  en sus Apologéticas escribió:“Una nueva representación de nuestro Dios muy reciente se ha publicado en esta ciudad, empezó por un cierto delincuente contratado para soslayar las bestias salvajes en la arena. Él desplegó un dibujo con esta inscripción: ‘Onokoites, el dios de los cristianos’. La figura tenía las orejas de un asno, un pie estaba quebrantado, y estaba vestido con una toga y llevando un libro.”. También el abogado y apologista cristiano Minucio Félix confirma esto al citar al opositor pagano Cecilio, que recogía la acusación de que los cristianos adoraban una cabeza de asno
 El evangelio de san juan  dice que a Jesús le clavaron las manos, sin embargo, la palabra griega para mano, usada en el evangelio, es "χείρ (kheír)", que se refiere tanto al antebrazo como a la mano. Esta palabra utilizada en los evangelios traducida como “mano” es utilizada también en hechos de los aposteles donde se narra que las cadenas de Pedro cayeron de “sus manos” siendo que éstas debieron de estar colocadas en sus muñecas. Debido a esto, el doctor Frederick Zugibe, ex jefe médico forense del condado de Rockland, Nueva York, cree que los clavos pudieron haber sido colocados entrando en la palma, en la base del dedo pulgar y saliendo por la muñeca, pasando por el túnel carpiano.

Respecto a cómo pudieron fijarse los pies de Cristo en la cruz, los restos encontrados en 1968 en la localidad de "Giv'at ha-Mivtar" (Ras el-Masaref), al norte de jerusalen , entregan la única pista antropológica concreta jamás encontrada sobre una crucifixión. El arqueólogo V. Tzaferis revisó los restos, encontrando que en el hueso del calcáneo (talón) del pie derecho del difunto aún se encontraba un clavo oxidado. Se trataba de un joven que había sido crucificado entre el año 7 y 66 d. C. El profesor Nicu Haas, antropólogo de la Universidad Hebrea y Escuela de Medicina Hadasha, de Jerusalén, condujo una investigación que examinó los restos. Haas concluyó que los dos talones habían sido clavados por un solo clavo.
Un reexamen posterior del hallazgo, hecho en 1985 por el profesor Joe Zias y el doctor Eliezer Seketes, de la Universidad Hebrea y Escuela de Medicina Hadasha, demostró que el clavo que Haas había supuesto de 17 a 18 cm. de largo, en verdad era de sólo 11,5 cm., con lo que cada pie fue clavado de manera independiente a cada lado de la cruz. Adicionalmente, una pieza de madera de acacia fue encontrada entre los huesos y la cabeza del clavo, presumiblemente utilizada para mantener los pies clavados y que éstos no se deslizaran a través del clavo Bien podría haber sucedido así con jesús . Pero también The International Standard Bible Encyclopediacomenta: “Se ha especulado considerablemente sobre [...] la cantidad exacta de clavos que se usó. En las representaciones más antiguas de la crucifixión los pies de Jesús aparecen clavados por separado (s. V), pero en las representaciones posteriores están cruzados y fijados al palo vertical con un solo clavo”.
Por supuesto, lo anterior solo son posibilidades, ya que los romanos podían ser muy ingeniosos en su crueldad. El historiador Judío flavio josefo escribió que durante el asedio de jerusalen  (70 d. C.) los soldados romanos “fuera de si de rabia y odio se divertían clavando a sus prisioneros en diferentes posturas 
Y ahora las mejores pelis de jesús
https://www.youtube.com/watch?v=ARWQg76J8IE 
pelicula completa en español. Está es de 1979. película inglesa.
https://www.youtube.com/watch?v=sPBb6HBN9KM
la vida pública de jesús, peli completa
https://www.youtube.com/watch?v=qE-DivbglwY
la historia de jesús. típica peli echa para la tv
https://www.youtube.com/watch?v=qE-DivbglwY
rey de reyes, la más mítica
https://www.youtube.com/watch?v=BGrX-QVEbmI
la historia más grande jamás contada, de max von sydow
https://www.youtube.com/watch?v=cfBV00oQ9-s
la pasión de cristo según mel gibson
https://www.youtube.com/watch?v=mLmV96nQXWY
la última tentación de cristo, de william dafoe defoe
https://www.youtube.com/watch?v=yFZolKj9nHI
jescristo superstar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario