sábado, 8 de abril de 2017

House of Lords " Saint Of The Lost Souls"

House of Lords " Saint Of The Lost Souls" Usa Hard Rock 2017
Temas:
1. Harlequin
2. Oceans Divide
3. Hit the Wall
4. Saint of the lost souls
5. The sun will never set again
6. New day breakin
7. Reign of fire
8. Concussion
9. Art of letting go
10. Grains of sand
11. The other option
12. The wun will never set again

Formación:
James Christian: Cantante, Guitarra, Teclado
Jimi Bell: Guitarra
Jeff Kent: Teclado, Bajo, Coros
B.J Zampa: Batería
Chris McCarvill: Bajo
Jeff Batter: Teclados



House of Lords es una banda creada por el teclista Greg Giuffria en 1987. Es curioso que en los primeros tiempos de la banda, trabajaron para Gene Simmons que fue su productor. Les obligó a cambiarse de nombre a House of Lords y también les obligó a cambiar de cantante. Gene Simmons como productor tuvo en sus manos carreras como las de Black and Blue o la de  Wendy O. Williams en solitario y las enfocó de una manera, buscando siempre el sonido comercial, que no siempre fue un éxito y cuando no es un éxito, como todos los productores hace las maletas y te deja en la estacada como hizo con Wendy, a la que le quito la ilusión por la música.
House of Lords es una banda muy experta con numerosos cambios de formación quizás. Hasta el creador de esta banda, abandonó el barco en el 2004. Aparte de apellidos ilustres como Giuffria, también pasaron por la banda Ken Mary a la batería ( Accept, Imperitelli) Tommy Aldridge también a los parches ( Whitesnake) Chuck Wright al bajo ( Quiet Riot) y una lista interminable de músicos talentosos.... siempre con esa etiqueta de supergrupo que nunca se quisieron quitar.
Onceavo álbum de estudio para esta banda, los mejores tiempos pasaron hace tiempo, su mejor disco siempre fue el Sahara de 1990 que les llevó a girar con grandes como Whitesnake y Scorpions. Como es habitual en ellos oscilando entre el Hard melódico mas comercial y el Aor, tratando de recuperar la brillantez perdida en los últimos tiempos. Tengo que decir que siempre fueron una banda que mantuvieron un listón creativo muy alto pese a los cambios de formación, pero la brillantez de los primeros tiempos nunca la lograron recuperar y en esta ocasión tampoco lo conseguirán.
Harlequin es el primer corte, arranca con teclados que tratan de darle una capa de neoclásico al tema, excesivo y demasiado largo con una melodía sin fuerza. Oceans Divide es el clásico ejemplo de Hard Rock centroeuropeo, son americanos pero su público está en Europa principalmente. Hay mucho de los Def Leppard de los ochenta en este tema.
Hit the Wall es la primera balada del álbum. Elegante y con mucha clase, como todo lo que hace House of Lords, pero de nuevo emulando de forma descarada a los Def Leppard en sus tiempos de gloria, High and Dry, Hysteria, Pyromania y no la caricatura que son ahora. Al tema le dan una capa de barniz de Aor que les queda bastante bien.
Saint of the Lost Souls no tiene feeling. Tratan de construir un tema veloz con aires neoclásicos e influencia clara de Uli Jhon Roth mezclado con algo de Aor, pero no me termina de convencer. The Sun will Never set Again es la segunda balada del álbum. De nuevo aires demasiado azucarados, tratando de buscar el sonido de bandas aor como Boston o Angel.
Muy poco protogonismo para las guitarras en este trabajo, destacan en muy pocos momentos y uno de ellos es New Day Breakin y Reign of Fire, los temas mas rockeros del álbum. No me convence la producción de este trabajo, suena muy comercial, superficial... con la sensación de que los temas no van a sonar igual en el directo, poco natural.
Concussion es la confirmación que cualquier tiempo pasado fue mejor, un intento de emular el Blues/ Rock comercial de los Whitesnake y ese es el problema del Hard Rock, que todas las bandas tratan de hacer lo mismo una y otra vez. Art of Letting Go es el mejor tema del álbum, el mas intenso y atmosférico de todo el trabajo. Curioso me resulta el tema Grains of Sand con un trabajo de teclados muy similar a los Savatage del clan Oliva en su etapa mas sinfónica. Finaliza el álbum con The Other Option, excelente combinación entre el teclado y el guitarrista.
En definitiva, los House of Lords siempre cumplen, eso está claro y mantienen un nível alto. No es demasiado ambicioso el álbum, simplemente tiran de clichés clásicos y puede que no haya temazos pero tampoco hay grandes bajones.

Nota:
6,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario