viernes, 7 de abril de 2017

El Unicaja gana la Eurocup

El reto de Unicaja era presentarse en el último cuarto con opciones de victoria para explorar los efectos de la ansiedad en el anfitrión del duelo decisivo, pero los protagonistas de la reanudación fueron San Emeterio y, de nuevo, Dubljevic. Entre ambos elevaron el listón de intensidad y el cuadro malagueño volvió a perder el paso (47-35, m. 25). Un triple de Dani Díez rompió un pobre 3 de 18 desde el 6,75 para los de Plaza y un gancho de Carlos Suárez ante Oriola rearmó a Unicaja. Pero un pique pendiente entre Nedovic y Rafa Martínez destartaló la final. El serbio respondió a una fea falta previa del internacional español con una embestida improcedente. Se desató una tángana multitudinaria y, tras la revisión de la escena en los monitores, los árbitros decretaron la técnica descalificante de Omic, por entrar desde el banquillo a la pista para sujetar al rival. Lo hizo con más ánimo pacificador que belicista, pero la rigurosidad del reglamento desarmó a los visitantes.

Unicaja, que antes de la final había perdido por lesión a Dejan Musli, su jugador franquicia, se quedaba sin su sustituto y sin pívots. El más difícil todavía se instauró con el 56-43 tras una canasta de Will Thomas. Restaban nueve minutos pero, en un arrebato tan desesperado como épico, Dani Díez y Carlos Suárez remaron hasta lo imposible. La casta de la pareja de nacionales, con la ayuda de Smith y Brooks, construyó un inverosimil parcial de 0-18 (56-61, a 1m 41s). El miedo silenció La Fonteta y bloqueó al Valencia. Los de Pedro Martínez estuvieron casi ocho minutos sin anotar y pasaron del cielo al infierno sin encontrar explicación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario