viernes, 21 de abril de 2017

El Celta hace historia

Los hombres de Berizzo aprendieron mucho de la eliminación frente al Alavés en la Copa del Rey. Allí, en Vitoria, supieron que no pueden dejar de estar concentrados para alcanzar los más altos retos. Ayer se mostraron muy serios durante los noventa minutos. Aspas pudo marcar al principio del partido en un golpe franco. La respuesta de Samatta, en un cabezazo, volvió a decirle al equipo español que el marcador era una ruleta rusa. Un gol decantaba la clasificación para uno u otro.
Antes del final del primer tiempo se lesionó Guidetti. El sueco recayó en su dolencia muscular. La entrada de Beauvue aportó más profundidad al cuadro gallego. Remató a la media vuelta la segunda oportunidad visitante. Pione Sisto tuvo la tercera.
El Celta era superior técnicamente, pero no supo traducir su calidad hasta la hora de partido. Pione acerto por fin con su bonito trallazo. E inmediatamente llegó la igualada de Trossard, que le robó la cartera y el balón a Cabral en unenorme error defensivo. Todo continuaba igual. Quedaban veinticinco minutos de tensión.El pasaporte a semifinales se mantuvo temblando en el alero y en los banquillos demasiado tiempo.

El conjunto de Berizzo cometió el error de echarse atrás y dejar el balón a un rival inferior en determinadas fases del encuentro. Eso dio alas a los locales, que buscaron siempre el gol en centros por alto, una virtud que sumada a sufútbol fuerza y a su dureza, con permisividad del árbitro, igualó el duelo táctico.
Aspas se quejó al colegiado, Colluk, por la dureza belga. Le masacraron a faltas. Hubo una tangana por un empujón al borde de los banquillos, sin mayor polémica. Y el Celta sujetó el 1-1 para hacer historia al cabo de 93 años de existencia.

2 comentarios:

  1. Enhorabuena Hugo. Por cierto, espero tu crónica del Madrid-Barça,jajajaja

    ResponderEliminar
  2. la crónica del Madrid Barca es sencilla " Messi es Dios". Con eso basta.

    ResponderEliminar