martes, 14 de marzo de 2017

Sembrando ilusiones

1972 113 minutos. Italia. Director: Luigi Comencini. Guión: Rodolfo Sonego. Música: Piero Piccioni. Fotografía: Giuseppe Ruzzolini. Productora: Cic. Reparto: Alberto Sordi, Silvana Mangano, Joseph Cotten, Bette Davis, Mario Catenuto, Domenico Modugno, Franca Scaganetti.

Sinopsis: Una extravagante millonaria que viaja por todo el mundo alquila todos los años en mayo una villa en lo alto de una colina de Roma. Su única pasión son las cartas, y su juego preferido es la "escoba científica". Peppino y Antonia, una pareja de un barrio pobre, esperan pacientemente la llegada de la anciana para jugar contra ella, ganar unos millones de liras y salir de la miseria.
La comedia italiana en los 70’ ya había alcanzado una madurez importante gracias al aluvión de películas memorables y divertidas que nos han concedido autores como Fellini, Monicelli, Risi o el mismo Comencini. “Sembrando ilusiones” (vaya con las traducciones de los títulos), cuenta con un reparto excepcional e internacional, incluso se comenta que Joseph Cotten tuvo problemas con el director italiano por su “secundaria presencia” en pantalla. Además, encontramos un planteamiento cuanto menos pintoresco, con una Bette Davis haciendo de excéntrica ricachona, obsesionada con apostar a las cartas frente a un desdichado matrimonio, genialmente representado por Alberto Sordi y Silvia Mangano. En la cinta salen a relucir no sólo dos formas de vida contrapuestas, cuya sátira resalta con el enfrentamiento entre el estrambótico comportamiento del cuarteto principal. Sino que también se acompaña gratamente con unos secundarios muy bien expuestos, como es el revoltoso grupo de niños que destaca entre la multitud del pueblo que aguarda entusiasmada el resultado de las partidas de cartas más disparatadas que se recuerdan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario