viernes, 3 de marzo de 2017

Mudken

 también llamado incidente de Manchuria. tuvo lugar en Manchuria, dónde un tramo del ferrocarril de Manchuria, gestionado por una compañia japonesa, fué dinamitado.
El 18 de septiembre de 1931, una pequeña cantidad de dinamita fue detonado por el teniente Kawamoto Suemori cerca de una vía férrea propiedad de la japonesa de Manchuria del Sur de ferrocarril cerca de Mukden. Aunque la explosión fue tan débil que no pudo destruir las líneas y un tren pasó minutos más tarde, el ejército imperial japonés, acusando a los disidentes chinos del acto, respondió con una invasión que llevó a la ocupación de Manchuria, en la que Japón estableció su estado títere de Manchukuo seis meses después. El truco fue rápidamente expuesta a la comunidad internacional, lo que lleva a Japón a su aislamiento diplomático y marzo 1933 la retirada de la Liga de las Naciones.
El hecho real es conocido como el "Liutiaohu Incident", y el evento, incluyendo sus secuelas es conocido en Japón como el "Incidente de Manchuria" y en China como el "18 de septiembre de incidentes".


Tanto la validez de los distintos acuerdos entre las dos naciones como su interpretación enfrentaba a los Gobiernos chino y japonés. Aunque el Estado Mayor japonés creía posible dirimir las diferencias mediante la negociación con zhang xuilang , los mandos del Ejército de Kwantung exigían el uso de la fuerza y la ocupación militar de Manchuria. Si el alto mando no estaba dispuesto a utilizar los choques locales como justificación para la intervención militar, los mandos en Manchuria estaban dispuestos a crear un incidente que la desencadenase.
Durante el verano de 1931, el número de choques entre chinos y japoneses en Manchuria creció  A finales del verano, las relaciones bilaterales entre China y Japón habían empeorado peligrosamente.
La voladura del tramo de vía la noche del  18 de septiembre del 31, supuestamente realizada por soldados chinos, y los consiguientes choques entre tropas chinas y japonesas que comenzaron esa noche de septiembre llevaron a la ocupación de Mukden al día siguiente. Alegando legítima defensa, unidades del ejercito de kwantug  japonés comenzaron inmediatamente a ocupar diversas localidades a lo largo de la línea férrea y pronto se extendieron por toda manchuria

 Itagaki y Ishiwara decidieron sabotear la sección de carril en una zona cercana Liutio Lake. El área no tenía nombre oficial y no era militarmente importante sea que los japoneses o los chinos, pero fue sólo ochocientos metros de la guarnición china de Beidaying, donde se encontraban las tropas bajo el mando del "Young Marshal" Zhang Xueliang. El presunto plan japonés era atraer a las tropas chinas por una explosión y luego culparlos por haber causado, para proporcionar un pretexto para una invasión japonesa formal. Además, para hacer que el sabotaje parece más convincente como un ataque chino calculado en base a un objetivo esencial - lo que enmascara la acción japonesa como una medida legítima para proteger un ferrocarril vital de importancia industrial y económico - la prensa japonesa marcado el sitio "Liutio Zanja "o" Liutio Bridge ", cuando en realidad, el sitio era un tramo ferroviario pequeño puesto en un área de terreno llano. La elección para colocar los explosivos en este sitio era para impedir la extensa reconstrucción que se habría requerido el sitio había sido en realidad un puente de ferrocarril.
 A finales del verano de 1931, las relaciones bilaterales entre China y Japón habían empeorado peligrosamente. Un capitán japonés del servicio de espionaje había sido fusilado por los chinos cuando realizaba labores de reconocimiento de paisano en una región remota de Manchuria; se sucedieron los disturbios anticoreanos en Manchuria y antichinos en Corea. Los chinos impusieron el boicoteo de los productos nipones


Según la versión japonesa, una pequeña patrulla escuchó una detonación alrededor de las 10:00 p. m. y se acercó al lugar del que parecía provenir.Allí se encontró con que una pequeña sección de los rieles había sido aserrada (treinta y una pulgadas). Una vez en el lugar, la patrulla fue atacada desde los campos al este de la línea férrea.  La patrulla contraatacó y persiguió a los atacantes hasta encontrarse frente a unos trescientos o cuatrocientos hombres. El teniente al mando de la patrulla solicitó refuerzos a la 3.ª Compañía, que se encontraba de maniobras a menos de dos kilómetros de allí.  El expreso de changchum  pasó por entonces por la zona de la detonación sin sufrir percance alguno, a pesar de los intentos japoneses de detenerlo, ya que temían que descarrilase; a las 10:30 p. m., llegaba sin novedad a  mudkem  Itagaki, que había regresado a su puesto tras dejar a Tatekawa después de la cena, dio orden de enviar los refuerzos solicitados desde Mukden, lo que aumentó la escala del conflicto.


Alrededor de las 10:50 p. m., llegó al lugar de los combates la 3.ª Compañía, mientras que la 1.ª y 4.ª se dirigían allí también desde Mukden y la 2.ª lo hacía desde  fushun , al este. Pasada la medianoche, llegaron las compañías enviadas desde Mukden y los alrededor de quinientos japoneses atacaron a los cerca de diez mil chinos acantonados en el Cuartel del Norte, a unos 250 m de la línea férrea. Tras una hora de feroces combates, los japoneses se hicieron con el cuartel y las tropas chinas se retiraron.
Según la versión china, la explosión en la línea se había producido alrededor de una hora después de la aparición de un tren que paró cerca del cuartel, que comenzó a ser atacado alrededor de las 11:00 p. m. Las tropas chinas se habían retirado en general sin ofrecer gran resistencia.
El autor de la voladura había sido el capitán Imada Shintaro, del departamento de espionaje militar, ayudado a la fuerza por un ferroviario. Trasladados al lugar en una dresina , eligieron una pequeña bomba que no causase grandes daños. A continuación se apostaron centinelas para impedir la reparación de la vía que al día siguiente rechazaron la intervención de los ferroviarios.
Poco después de las 11 p. m., hubo una reunión de urgencia del mando del Ejército de Kwantung, una vez que llegó la noticia del comienzo de los combates. A pesar de los temores iniciales de los partidarios de extender el conflicto, el comandante del Ejército se dejó convencer para tomar el control de las ciudades cercanas  Honjō ordenó la movilización de sus unidades, a pesar de que Itagaki ya lo había hecho bajo su propia autoridad, sin esperar el permiso de su superiorHergé se hizo eco de esta historia de espionaje en el loto azul.

No hay comentarios:

Publicar un comentario