sábado, 25 de marzo de 2017

Milicias Antifascistas ( República española)

El 19 de julio de 1936, la guarnición militar de Barcelona  contaba con unos seis mil hombres, frente a los casi dos mil de la guardia de asalto  y los doscientos mozos de escuadra . la guardia civil , que nadie sabía con certeza por el lado que se decantaría, contaba con unos tres mil. La CNT-FAI disponía de unos veinte mil militantes (entre unos 200.000 afiliados), organizados en comités de defensa de barriada. Se comprometía, en la comisión de enlace de la CNT con la generalitat de Catalunya  y los militares leales, a parar a los golpistas con sólo mil militantes armados.
Hubo una doble transformación de esos cuadros de defensa. La de las milicias populares , que definieron en los primeros días el frente de Aragón, instaurando la colectivización de las tierras en los pueblos aragoneses liberados; y la de los comités revolucionarios que, en cada barrio de Barcelona, y en cada pueblo de Cataluña, impusieron un "nuevo orden revolucionario". Su origen común en los cuadros de defensa hizo que milicias confederales y comités revolucionarios estuviesen siempre muy unidos e interrelacionados. Esos comités locales, en algunos pueblos, eran fruto de la relación de fuerzas existentes en cada localidad, y en ocasiones eran órganos meramente frentepopulistas, sin ninguna aspiración revolucionaria.

Los comités revolucionarios  ejercían una importante tarea administrativa, muy variada, que iba desde la emisión de vales, bonos de comida, emisión de salvoconductos, pases, celebración de bodas, abastecimiento y mantenimiento de hospitales, hasta la incautación de alimentos, muebles y edificios, financiación de escuelas racionalistas y ateneos  gestionados por las Juventudes Libertarias, pagos a milicianos, o a sus familiares, etcétera.
El 21 de julio , un Pleno de sindicatos Locales y Comarcales de la CNT renuncia a la toma del poder, entendida como "dictadura" de los líderes anarquistas, y no como imposición, coordinación y extensión del poder que los comités revolucionarios ya ejercían en la calle. Se decide aceptar la creación del  (CCMA), un organismo en el que participaban todas las organizaciones antifascistas
A partir de este momento, es el CCMA y no la CNT-FAI quien dirige las operaciones militares en cataluña y, desde allí, el frente de aragón . El 24 parten las dos primeras columnas anarquistas, al mando de durruti y Ortiz. En esos mismos días se formaron además columnas del PSUC y del POUM. En dos meses, el comité consiguió organizar a 20.000 milicianos que se repartían en un frente de 300 kilómetros. Los mencionados comités de defensa dejan de operar en Barcelona ya que, o bien sus miembros están en los comités de barriada organizando la revolución  o bien estaban en los frentes de guerra. Hasta mayo de 1937 permanecieron inactivos.
Entre el 21 de julio y mediados de agosto de 1936 se constituyen las patrullas de control como "policía revolucionaria" dependiente del(CCMA). La mitad aproximada de los 700 patrulleros tenía carnet de la CNT, o eran de la FAI; la otra mitad estaba afiliada al resto de organizaciones componentes del CCMA:Poum  (ERC) y psuc  fundamentalmente. Sólo cuatro delegados de sección, sobre los once existentes, eran de la cnt  los de Pueblo Nuevo, sants , San Andrés (llamado Armonía durante la guerra) y clot ; otros cuatro eran de ERC, tres del PSUC y ninguno del POUM. Las patrullas de control  dependían del Comité de Investigación del ccma , dirigido por Aurelio Fernández (FAI) y Salvador González (PSUC).
Lo que estaba ocurriendo en Barcelona tenía una importancia trascendental para la CNT de toda España ya que era en esta ciudad donde tenía más afiliados, sus mejores cuadros militantes, y su organización más potente y veterana. Era pues en Barcelona donde las decisiones que tomara la CNT iban a afectar el curso futuro de toda la CNT del país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario