miércoles, 29 de marzo de 2017

Memorias del ángel caído

1997 España 95 minutos. Director: Fernando Cámara. Guión: David Alonso. Fotografía: Fernando Arribas. Productora: Lotus Films. Terror. Reparto: Santiago Ramos, José Luís López Vázquez, Tristán Ulloa, Héctor Alterio, Emilio gutierrez caba, Asunción Balaguer, Juan Echanove.
Sinopsis: En una parroquia céntrica, durante la celebración de una Misa un grupo de fieles mueren envenenados tras comulgar. Mientras la policía se encarga de la investigación, los sacerdotes comienzan a sufrir extrañas visiones. La situación da un giro inesperado cuando los cadáveres de los comulgantes vuelven a la vida durante las autopsias... 
Bien por esta propuesta española que aprovecha al máximo las posibilidades de acuerdo a su bajo presupuesto.

La idea está interesante, se parte de la base de la doctrina católica para desarrollar un filme intenso en suspense y atractivo en sus circunstancias que contrastan locura sectaria, paranoia, fenómenos paranormales, manifestaciones divinas, actos delictivos basados en creencias oscuras, fe y razón… todos ellos son elementos relativamente bien trabajados desde un guión que no decae en intensidad nunca, que mantiene la intriga debido al grado de sugestión que generan sus alternativas, que goza además de buenas interpretaciones, que posee algunos giros narrativos que sobresaltan y que no son predecibles, que está correctamente ambientada desde los escenarios sacros donde se despliegan las vicisitudes. 
Sí se le notan ciertos desperfectos en el entramado narrativo, sobre todo algunos que fuerzan bastante la lógica. Pero como la base del filme tiene elementos fantasiosos, se tolera muy bien todo el espectro siniestro y original en que se aprovecha la doctrina católica para dar por resultado una opción mística llena de intriga que incita hasta el final. El mismo lamentablemente es lo peorcito del filme, pues deja un amargo sabor a indefinición que echa por la borda en parte todo lo positivo que se vino construyendo poco a poco.

No obstante el filme goza de mi aprobado con mayúsculas, un merecido siete alto que ratifica que el cine europeo puede copiar formulismo de Hollywood pero con agregados que gozan de singularidad y que por ende llaman la atención. 
Es una cinta de suspense-horror, tiene escenas fuertes que sacuden, pero no hay que esperar vísceras sino más bien un filme que se gana el respeto por lo que sugiere en su inquietante atmósfera que envuelve y realza todo el aspecto religioso de fondo. Allí está la clave del éxito, saber usufructuar las creencias eclesiásticas combinándolas con lo paranormal y la psicosis de las sectas satánicas.

2 comentarios:

  1. muy fascinante sinopsis. la tendré en cuenta para verla. muchas gracias por dar a conocer este cine, hecho en tu tierra. Saludos

    ResponderEliminar
  2. Diría que está, fue la última gran película de terror que se rodó en España y no tiene nada que envidiar a los clásicos de los setenta.

    ResponderEliminar