sábado, 25 de marzo de 2017

Laxe

El Ayuntamiento de Laxe, situado en el noroeste de Galicia, forma parte junto con otros municipios de la famosa “Costa da Morte”.

Hasta principios del S. XIX, Laxe se encontró ligada, junto con las tierras de Camariñas y buena parte de las de Zas y Muxía, a la jurisdicción de Vimianzo, dentro de la antigua provincia de Santiago de Compostela. 

Desaparecida la orden militar y religiosa templaria, el rey Enrique II cede estas tierras a la estirpe de los Mariño. El 15 de septiembre de 1425 don Fadrique, duque de Arjona y conde de Trastámara, nuevo propietario de las tierras, se las da en dote a su prima doña Juana de Castro para casarse con don Rodrigo de Moscoso. Laxe pasa así a pertenecer a la dinastía de los Moscoso.


En el S. XIX, Galicia se dividía en las cuatro provincias que tiene actualmente, quedando Laxe adscrita a la nueva provincia de A Coruña. Posteriormente, pasó a formar parte del partido judicial de Carballo, situado en tierras bergantiñanas, lo que supuso su independencia de la Casa de los Moscoso.

Laxe, en la actualidad, está adscrita a la comarca de Bergantiños localizándose en el extremo occidental de la misma. Es uno de los municipios más pequeños en extensión de toda la provincia de A Coruña ya que solo abarca un total de 34,1Km2 repartidos entre la capital, Laxe, y las parroquias de Serantes, Soesto, Nande, Sarces y Traba.

A partir de su formación como municipio, Laxe tiene un escudo formado por una torre, rodeada de siete estrellas y franqueada por una corona. El origen del mismo se supone que procede de un blasón que poseía don Abente Chans (personaje con cierta relevancia en la villa y del que procede la familia materna del geólogo Isidro Parga Pondal).

En el año 2004 se diseña la actual imagen corporativa que representa, sobre fondo azul, los elementos mar y cielo sobre una base de una piedra de color claro: la “laxe” (roca grande y lisa que sobresale en la superficie) -que recoge el concepto primitivo del nombre del ayuntamiento- contra la que rompen las olas del mar. En esa “laxe” se apoya el arco, elemento más representativo de la villa, y sobre ese conjunto, seis formas astrales que representan las seis parroquias que constituyen el término municipal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario