miércoles, 1 de marzo de 2017

Isla de Sálvora

Los innumerables islotes del archipiélago de Sálvora denotan el relieve tan irregular de sus fondos, que contrastan con el paisaje relativamente plano de la isla de Sálvora. Esta barrera de islas e islotes cierra la entrada de la ría de Arousa. Playas de arena y de pequeños bloques graníticos redondeados por los vaivenes de las olas, separados por zonas rocosas de suave relieve, dominan el litoral. Hacia el norte de la isla existe un pueblo abandonado, pero con sus casas y establos aún en pié, donde se localizan algunas herramientas y objetos de la vida cotidiana de sus antiguos habitantes. El faro, en otro de los vértices de la isla, mantiene su importante actividad de guía gracias a la labor desempeñada por tres de los últimos fareros que aún persisten. Flanqueando a la isla hay pequeños islotes como el pedregoso Con de Noro o la arenosa Vionta. Ya al norte y más cercanas a la costa sobresalen las pequeñas islas de Sagres.
Sálvora muestra un terreno salpicado de magia donde la piedra se ha mezclado con la sal y el viento para dar lugar a un montón de esculturas originales.Es importante para el visitante saber que las visitas a Sálvora comenzaron hace poco tiempo, pues la islã era privada. Esto condicionó los caminos existentes en la actualidad y el uso público de la isla, por lo que está mucho más controlada en pro de su conservación.


La isla carece de servicios básicos de asistencia sanitaria, aseos públicos y agua potable. Por esta razón es necesario organizar muy bien la visita antes de la salida del puerto en el continente.
Respecto a los servicios de atención al visitante no hay, por el momento, infraestructuras para atención al visitante en información pero existe en la isla personal de vigilancia que podrá informar al visitante en lo que precise.Sin duda, la mejor forma de conocer el Parque Nacional es caminando por alguno de los senderos habilitados para el uso público. Sólo a través del contacto directo con el espacio es posible apreciar en su justa medida los valores por los que este pedacito del océano Atlántico fué declarado Parque Nacional, lo que a su vez dará las claves para comprender las medidas de protección que afectan a éste asi como la posibilidad, en la medida de cada uno, de participar en su conservación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario