martes, 28 de marzo de 2017

Gusanos de Seda

1977 España 88 minutos. director: Francisco Rodriguez Fernández. Guión: Ramiro de Diego. Música: Emilio de Diego. Fotografía: Manuel de Rojas. Productora: Picasa. Drama. Reparto: Esperanza Roy, Antonio Ferrandis, Rafaela Aparicio, Florinda Chico, Alfredo Mayo, Agustín González, Luis ciges, miguel narros, Encarna Paso, Rafael Corés, Ángeles lamuño, Joaquín Molina, Fernando Caso.
Sinopsis: El adinerado padre de una mujer con deficiencia mental obliga a ésta a casarse con un hombre algo pusilánime. Como no logra quedarse embarazada, persuade al marido de su criada para que viole a la chica.


Un drama de personajes completamente despreciables o patéticos, que nos narra la historia de una acomodada familia con una hija retrasada mental (Esperanza Roy) a la que quieren casar y que tenga un hijo para que se preserve la herencia y negocios familiares. El elegido para este matrimonio de conveniencia donde se mercadea con la incapacitada, sin ningún miramiento y con una crueldad dolorosa por parte de todos, es un pusilánime y apocado oficinista (Antonio Ferrandis) completamente dominado por su pérfida madre (Rafaela Aparicio), capaz de hacer cualquier cosa para asegurarse el futuro de ella y de su hijo. Pero llegará la guerra, y los planes iniciales se verán alterados cuando tengan que huir a un pueblo de la sierra mandado por un despota alcalde falangista (Agustín González).

La película tiene unas interpretaciones excepcionales. Empezando por Esperanza Roy, que borda el patetismo de su personaje, que no dice una palabra en toda la película y tiene escenas nada fáciles. No menos bien está Antonio Ferrandis, que sorprende por la construcción de ese calzonazos faldero, incapaz de hacer nada ni obrar por su cuenta. Realmente despreciable pese a ese aspecto bonachón o de idiota con el que contempla sus gusanos de seda, como un crío. Un crío dominado por una madre terrible, en un papel espectacular y completamente atípico por la mejor del reparto, una inconmesurable Rafaela Aparicio que ya vale ver la película. Por si fuera poco, en papeles secundarios tenemos a figuras de la talla de Encarna Paso, Florinda Chico, Luis Ciges o Alfredo Mayo. Casi nada.
Película que por el lado visual además luce estupendamente, gracias a Manuel Rojas, con unas grandes escenas en interiores —muy buena también la recreación de esos pisos, esas cocinas, los dormitorios, etc.— y una iluminación notable en las escenas más angustiosas y desasosegantes, aunque en realidad toda la película tiene un tono bastante claustrofóbico y sórdido, de miseria moral pese a tanto puritanismo de pega. De sálvese el que pueda y a ti encontré en la calle. Realmente no sé si las cosas han cambiado mucho, y el país no es sino esa Rosalía embobada a la que todos manosean y violan impunemente, sin preocuparse ni siquiera de si se muere de hambre o de asco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario