martes, 21 de marzo de 2017

Enriqueta Basilio

nació el 15 de Julio de 1948 en Mexicali, México. Norma Enriqueta Basilio Sotelo es una atleta que consiguió a la fama por medio de su participación como portadora de la llama olímpica durante los juegos de 1968 con sede en México. Basilio fue la primera mujer en la historia de este certamen en encender el pebetero durante la ceremonia de inauguración el 12 de Octubre 1968, en la edición numero XIX de los JJOO Norma Enriqueta Basilio, también conocida como Queta Basilio fue deportista desde temprana edad. Se destacó en la especialidad de atletismo.
Enriqueta fue considerada desde hace mucho tiempo como campeona indiscutible del atletismo nacional mexicano. Pues desde su juventud comenzó a destacar en la modalidad del atletismo correspondiente a la carrera de 80 metros con vallas femenino.
Para su época ya fue catalogada como la mejor atleta femenina, lo cual es un símbolo para la historia del deporte mexicano, del cual Basilio es una gloria.

Se destaca de su biografía, en 1968 Enriqueta Basilio ya era considerada una figura predominante del atletismo en México. Esto le hizo ganar méritos para ser seleccionada por el comité olímpico para ser portadora de la llama que iluminaría la celebración del máximo evento deportivo, esta vez a realizarse en tierras mexicanas. La elección de Queta para encender el pebetero marcó un hito en dicha competición porque por primera vez una mujer tendría semejante honor.
Enriqueta dio por inaugurada la celebración de los Juegos Olímpicos México 68 un 12 de octubre y a partir de esa fecha se convirtió en una figura histórica. Fue la primera mujer en realizar este acto en los primeros Juegos Olímpicos realizados en suelo latinoamericano y los únicos hasta el momento.
En aquella ocasión, la elección de una mujer para realizar tan meritoria acción no solo era un caso fuera de lo común, sí no que además se trataba de una mujer latina. Para ese entonces las mujeres en el deporte eran más bien escazas y su reconocimiento no había alcanzado el nivel deseado.
A pesar de que el gesto como tal es un acto de hecho simbólico, en el caso de Enriqueta Basilio tuvo un significado social que ubicó por primera vez a una mujer en el centro de atención en el área deportiva mundial. Después de esta aventura, Basilio fue adquiriendo mayor notoriedad en su país y en el mundo.
Para conmemorar la gesta olímpica de México 68, la propia Enriqueta es la organizadora y participe de un evento conocido como Recorrido del Fuego Simbólico por la Paz y el Deporte, el cual se realiza en la capital mexicana cada año.
Queta Basilio quedó oficializada como portadora de la antorcha olímpica, por eso en los años siguientes tuvo otras oportunidades de realizar este gesto en otros eventos. Por ejemplo lo hizo en los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014 y de nuevo en los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004, donde fue antorchista durante el recorrido de la llama por la ciudad capital mexicana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario