lunes, 13 de marzo de 2017

Caballeros de la mesa redonda

Fue el reino y la fortaleza de Arturo donde este libraba todas sus batallas. Como todo en esta historia, no se sabe si realmente existió o no, de modo que su ubicación es un misterio. 

Se mencionó por vez primera en "Lancelot, el Caballero de la Carreta", una novela escrita a finales del siglo XIII por Chretién de Troyes. 
Arturo decidió que quienes compartieran la mesa redonda serían los más valientes de entre sus caballeros. El requisito para formar parte de la mesa era hacer un juramento genuino de fidelidad al reino, a la iglesia y a las más nobles costumbres. Ningún caballero que fuera miembro de esta Orden podía hacer actos deshonestos o ilegales, es decir, no podía ir en contra de la ley. Cada caballero juró, bajo pena capital, fidelidad al rey, propagar la generosidad y dar especial importancia a la defensa de la mujer. Compartieron la promesa de no luchar en ninguna causa injusta.

  Los miembros de la mesa redonda formaban una orden legendaria y llena de mitos. Aparecen en la leyenda del rey Arturo. 


   La trascendencia de cada sitio estaba ligada con respecto al número sillas que lo separaba del rey.   Nadie tenía un asiento asignado, ya que el rey Arturo siempre se sentaba el último. El asiento peligroso estaba reservado a  caballeros de corazón puro.
Todos los valientes caballeros de Britania y Europa se pusieron en torno a la Mesa Redonda del rey Arturo.  El rey adquirió fama por su  por su valentía  y heroísmo, su generosidad y su moral. 

  En la mesa redonda se dio una de relación compañerismo y trabajo en equipo como raras veces se ha visto  en la historia. Cualquier punto de vista  era respetado, no existía ningún líder, ni siquiera el rey. Todos los participantes compartían el honor y el privilegio de discutir los asuntos más relevantes para el reino en un clima de debate, pero también de completa paz y armonía.Los caballeros artúricos que se reunían en la Mesa Redonda, parece ser que según la mayoría de los autores eran 10, aunque Sir Walter Scott colocará a doce en Ivanhoe.
También según la mayoría de autores, los nombres de estos caballeros eran: Lancelot, Tristán, Lamorac, Tor, Galahad, Galwain, Palomides, Kay, Marco y Mordred. Todos caballeros, todos iguales, pero no todos igual de famosos. Quizás Lancelot, Tristán, Galahad, Galwain y Mordred sean los más famosos y conocidos, pero insisto, todo iguales y ninguno más que otro, incluso el Rey.

No hay comentarios:

Publicar un comentario