lunes, 13 de febrero de 2017

Sepultura " Machine Messiah"

Sepultura " Machine Messiah" Brasil Thrash/ Nu Metal 2017
Temas:
1. Machine Messiah
2. I am the Enemy
3. Phantom Self
4. Alethea
5. Iceberg Dances
6. Sworn Oath
7. Resistant Parasites
8. Silent Violence
9.  Vandals Nest
10.  Cyber God
11. Chosen Skin
12. Ultraseven No Uta

Formación:
Paulo Jr: Bajo
Andreas Kisser: Guitarra
Derrick Green: Cantante
Eloy Casagrande: Batería


Sepultura vuelve a la carga con nuevo trabajo debajo del brazo. Aunque con la gira del Roots que están protagonizando los hermanos Cavalera, pues el lanzamiento de Sepultura está bastante deslucido y en un segundo plano. ¿ Son ellos los Sepultura? ¿ o moralmente son los hermanos Cavalera? cada fan tendrá su propia idea, yo lo que tengo claro es que Sepultura se desvió del camino hace muchísimos años. De ser una banda de Thrash cruda y dura a pasarse al Nu metal.... pues hay un trecho.
Hoy en día todos los álbumes tiran de una producción en la que se analiza todo con lupa, sobre todo la voz del cantante y eso es lo que me disgusta enormemente de este Machine Messiah, suena artificial y pueril en todo momento... como llevan sonando los Sepultura los últimos veinte años.
Machine Messiah es un medio tiempo con un ritmo blando a mas no poder en la batería, y cuyo principal mérito son los ritmos suaves y oscuros que te recuerdan demasiado a Type o Negative, en cuanto a la arrancada se pasan al Hardcore, el típico truco de combinar Hardcore con Groove, al menos hay un solo limpio y técnico de gran calidad.
I am the Enemy es un Thrash/ Groove/ Hardcore que estoy seguro de que puede sonar mejor en directo que en el propio estudio de grabación, donde está tan maquillado y retocado que carece de interés. El solo de Speed metal parece metido a calzador dentro de un tema que no tiene lógica alguna y que no tiene nada que ver con el anterior tema.
Green es un gran cantante y no tiene ninguna necesidad que enlaten su voz, el típico truco en estudio, su voz en este trabajo suena monótona en todo momento. Phantom Self arranca con unos ritmos tribales y es que los cariocas siempre llevaron a Brasil muy dentro de ellos. Es un tema que trata de resucitar el legado de Roots, trata de sonar contundente a base de ritmos tribales y aceleraciones con Blast Beats y el clásico riff de los noventa... trillado.
Alethea arranca con lentitud, recrean una atmósfera con ritmos tribales en la batería y sin previo aviso se pasan al Hardcore mezclado con el Nu Metal y pinceladas de Sludge y riffs orientados hacia el Crust, original no cabe duda, pero todos esos elementos unidos, carecen de sentido, brutal falta de feeling la de este trabajo.
Iceberg Dances es un tema veloz donde tiran de Groove mezclado con Hardcore y trabajo de sintetizadores, suena al menos divertido. Sworn Oath es el clásico tema que tira de lentitud, de Groove emulando a Pantera y del trabajo de Green tirando de Growls, que es su gran especialidad, hay un interludio melódico a cargo de sintetizadores, que trata de ponerle la nota creativa pero que de nuevo no tiene nada que aportar al tema.
El mejor tema del álbum es Resistant Parasites, es el mas sólido de todo el trabajo.  Silent Violence acelera de nuevo la maquinaria y al menos ofrece un plus de agresividad que vuelve a subir la nota final del álbum. Vandals Nest es un tema de casi tres minutos de duración que tiene un arranque que te recuerda a los viejos Sepultura, el clásico guiño a los viejos fans.
Cyber God simplemente diré que es una broma de mal gusto, lo mismo que Chosen Skin o Ultraseven Non Uta, una mala forma de acabar. Sepultura trata de recrear algo creativo y cuando lo tratan naufragan estrepitosamente pues no tienen feeling ninguno. Lo único que les funciona son los clásicos temas que mezclan Hardcore/ Groove y algo de Nu Metal, lo que llevan haciendo en los últimos años, pero suenan todos iguales, álbum muy aburrido.

Nota:
3/10

4 comentarios:

  1. Que paciencia tienes que tener, para escucharte cualquier cosa de estos tíos en los últimos 20 años. Una pena, porque podían haber llegado a ser la mejor banda de thrash de la historia, si no se hubieran desviado del camino. Muchas gracias por los enlaces que me pusiste del underground. Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Los Sepultura siempre me gustaron, soy fan de la escena Death/Black/ Thrash de Minas Gerais de los ochenta... pero como todo fan de verdad de Sepultura... hace veinte años por lo menos que son infumables.

    ResponderEliminar
  3. La pasta es la pasta, y por desgracia lo que mueve el mundo, y el metal tampoco se escapa a esto, por mucho que nos pese. Muchos achacan la muerte de Sepultura a la marcha de Max Cavalera, pero lo cierto es que Chaos A.D ya era un disco irregular, con pinceladas groove e industriales, poco thrash metal y nada del death de los primeros años. De Roots mejor ni hablo, ese disco fue sin duda su caída hacia el abismo, y no la marcha de Max. Creo que no hubiera cambiado mucho la cosa en el grupo, si este no se hubiera ido.

    ResponderEliminar
  4. con Max e Igor los Sepultura seguirían a la deriva, ellos por solitario tampoco han echo nada de relumbrón. Es difícil mantener la regularidad como compositor. pero con Sepultura ya solo nos queda tirar de sus clásicos y olvidarnos de su presente y futuro.

    ResponderEliminar