viernes, 17 de febrero de 2017

Overkill " The Grinding Wheel"

Overkill " The Grinding Wheel" Thrash Usa 2017
Temas:
1. Mean Green Killing Machine
2. Goddamn Trouble
3. Our Finest Hour
4. Shine On
5. The Long Road
6. Lets all go to Hades
7. Come Heavy
8. Red white and Blue
9. The Wheel
10. The Grinding Wheel

Formación:
D.D Verni: Bajo
Bobby Blitz Ellsworth: Cantante
Dave Linsk: Guitarra
Derek Tayler: Guitarra
Ron Lipniki: Batería


¿ Que nos puede ofrecer Overkill a estas alturas de la película? Los neoyorkinos se formaron en 1980, junto con los daneses Artillery se les considera pioneros del Thrash, no forman parte del Big Four, simplemente porque no tienen tanto merchandising como Slayer o Metallica, pero no es cuestión musical.
18 álbumes de estudio les contemplan, ¿ había necesidad de un nuevo trabajo tan solo tres años después de su último? sinceramente no. Pero a parte de cumplir con el contrato que tienen con la Nuclear Blast que les exige a editar nuevo material cada x tiempo, los Overkill están a vueltas de todo y ya componen simplemente por placer.
The Grinding Wheel es su nueva obra, una portada floja e insípida como todas las de Overkill. En cuanto al plano musical en los últimos años suenan siempre igual. Ya no creo que tengan capacidad para sorprendernos con nuevo The Years of Decay o un Horroscope.... pero al menos lo han intentado. Es la primera vez en muchos años que Overkill trata de crear algo mas creativo y es de agradecer.
Mean Green Killing Machine es un tema de siete minutos y medio y quizás es el mejor tema que han compuesto en los últimos años. Arranca con la firma de Verni al bajo, su sonido oscuro y su bajo de seis cuertas es una constante, un medio tiempo donde estás esperando que suceda algo y por fin sucede a mitad de camino en un cambio de ritmo donde se introduce una muy buena melodía con coros. Lo que me sobra es la parte final con el solo y retomando el estribillo, ambos muy flojos.
Godamm Trouble arranca como un medio tiempo y tiene un cambio de ritmo donce aceleran la maquinaria que suena muy rockero.  Hay un homenaje en este tema a los Metallica pero también a los Motörhead. Suena agresivo pero para nada fresco, el solo de guitarra vuelve a ser una decepción.
Our Finnest Hour es un tema cargado de Groove que propone volver a los tiempos del The Killind Kind y del From Underground solo que dándole un toque mas rockero. Por momentos rozan el Crossover y mezclan influencias de los Motörhead con los Exciter. Un estribillo sin feeling alguno que es salvado por el eterno Bobby... da igual los años que pasen, el sigue cantando con las mismas ganas. El solo melódico con aire melancólico de Power Metal europeo es de auténtica risa y queda como un pegote en el tema.
Buen trabajo de batería en el tema Shine On, un tema donde de nuevo tratan de resucitar el espiritu de los noventa, poco que ver este trabajo con la anterior entrega de los Overkill. El estribillo quizás sea el mas logrado. Interludio atmosférico que me recordó a los Annihilator del Never Neverland y también a los Death Angel del Ultra- Violence, sin duda el mejor tema del álbum.
The Long Read es un cruce entre los Metallica del Unforgiven y los Testament del Souls of Black. Trata de sonar épico y recuperar los himnos de Overkill como el Bastard Nation. La parte Thrash del tema no apunta nada nuevo, en cambio la parte metalera y el solo limpio ofrecen un plus.
Lets all go to Hades es un tema machacón y con influencias Doom a lo Sabbath, que se acaba acelerando pero bastante olvidable, un intento de hacer muchas cosas que se queda en nada y es que muchas veces se olvidan de su esencia Thrash que es lo que quiere escuchar el fan.
Come Heavy es un medio tiempo al galope que simplemente suena metalero y que tiene arreglos melódicos en la guitarra influenciados por la Nwobhm, de nuevo tratando de sonar simplemente metaleros y básicos y tratando de elaborar himnos. Red White and Blue es el único tema del álbum que suena realmente a Thrash y demuestran en este tema que todavía les queda chispa, que hay potencia pero lo que no hay.... y desde hace muchos años, es creatividad. The Wheel es un calco de la vieja fórmula de los Overkill. Ellos tienen una plantilla de sus temas y cambian cuatro elementos, los mezclan con otros y ya paren un tema, hay cientos de temas de esta banda que nunca conseguiran ser recordados.
The Grinding Wheel es un tema ambicioso, que roza los ocho minutos. Un tema al galope con un estribillo atmosférico y muy pegadizo donde Bobby lo da absolutamente todo. El cambio de ritmo al Thrash era prevesible. El arreglo con teclados y esa atmósfera épica con coros y teclados es patética y nada acorde con el legado de esta banda que no necesita de paripés en estudio, pero con la Nuclear Blast siempre hay este tipo de horteradas en todos sus trabajos, echan a perder el tema de mala manera cuando tenían una carta ganadora.
Este trabajo contiene una bonus, una cover de Emerald, temazo de los Thin Lizzy que los Overkill no saben moldear y estropean de mala manera, no es un tema para ellos, así de sencillo ni tampoco es un tema para Bobby.
Me deja algo frio lo nuevo de Overkill. Por una parte, los momentos de Thrash que hay en este trabajo ( escasos) me dejan mas frio que un tempano, sin fuerza y sonando a lo de siempre. Por eso quizás, era mejor tratar de ofrecer algo nuevo y en esta ocasión los Overkill suenan simplemente a Heavy Metal y logran algún que otro momento de calidad. Prefiero a Overkill ofreciendo algo nuevo que el mas de lo mismo que llevaban ejecutando en los últimos 15 años de su carrera, así que valoro positivamente el esfuerzo aunque es un trabajo que va perdiendo con el paso de las escuchas.

Nota:
6, 75/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario