viernes, 3 de febrero de 2017

Eric Bana

Fue el primer Hulk, llegó a protagonizar una de las mejores cintas de Steven Spielberg —Munich, aquella orgía de sangre a raíz de los atentados de los Juegos Olímpicos— e incluso se midió de tú a tú junto a Brad Pitt en TroyaEric Banaparecía tenerlo todo para convertirse en un actor capital de nuestro tiempo y ha terminado relegado a secundario de Mark Wahlberg en El Único 

Superviviente, que ya es decir, o a protagonizar cintas de terror de la talla de líbranos del mal Bana es embajador de la caridad del padre Chris Riley para jóvenes sin hogar, youth of the streets. En 2008 apareció con el padre Chris en un anuncio para apoyar la campaña anual de la organización. También apoya a mental illness Felowship , que trabaja para hacer conciencia sobre las enfermedades mentales en Australia. En 2004, apareció en varios anuncios de alto perfil para la asociación. También está activo en las campañas del Australian Childhood Foundation y el Bone Marrow Donor Institute. Desde 1995 participa en la Motorcycle Riders Association Toy Run en Melbourne, que recauda dinero y juguetes en Navidad para los niños necesitados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario