sábado, 4 de febrero de 2017

Comecocos


uién no ha jugado alguna vez al comecocos? Aha, no veo ninguna mano levantada, lo cual confirma mis sospechas de que este debe ser uno de los juegos más populares, simples y adictivos que ha visto el mercado de los videojuegos en toda su historia.


El nombre del protagonista es PacMan, ese tipo tragalotodo de rechoncha figura y color amarillo, que recorre laberintos una y otra vez, incansable, devorando todo lo que encuentra a su paso y escapando de los fantasmas que le quieren cazar. Como digo, de las ideas más simples pero también más geniales, ahí está el mérito del creador de Pacman, el japonés, como no podía ser de otra forma, Toru Iwatani.

Pues bien, los años pasan para todos y para todo, y Pacman está de cumpleaños, hace nada menos que 34 años, ya es un tío madurito, aunque todavía se conserva joven y animoso. Se ha sabido buscar bien la vida y a pesar de que en el mundo actual de los videojeugos hay mucha competencia él siempre ha tenido un sitio entre los mejores. Como muestra un botón: en su día entró en el libro Guiness de los records como el videojuego arcade más exitoso de todos los tiempos, lo que se traducía en 293.822 máquinas vendidas. Además, todos sabemos que su fama fue más allá del videojuego en sí, conviertiéndose en un icono gráfico y cultural.


Como curiosidad señalar que el origen de su nombre, Pacman, proviene de la onomatopeya “paku”, en japonés, claro, que se identifica con el ruido al abrir y cerrar la boca. Curioso, pero rigurosamente cierto. Un personaje que no pasa de moda y desafío al insensible discurrir del tiempo. Qué será de Pacman dentro de 50 años? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario