domingo, 19 de febrero de 2017

Albert Gleizes

(París, 1881-Saint-Rémy-de-Provence, 1953) Pintor francés. Se incorporó, en 1910, al movimiento cubista, sobre el que escribió la obra Sobre el cubismo y los medios para comprenderlo (1912). En su pintura llegó de manera progresiva a sacrificar la forma a las exigencias de la composición y del ritmo (Proyecto de pintura mural para la estación de Moscú, 1920); con posterioridad, adoptó principios no figurativos.

Poco después de la Primera Guerra Mundial, allá por 1915 se marcha a EEUU. En su periplo americano, Gleizes encuentra la fe, confiriéndole desde ese momento un peculiar carácter místico a sus cuadros. Al retornar a Francia tras el fin del conflicto, pasa a desarrollar una pintura basada en principios no figurativos, como por ejemplo: Pintura con siete elementos de cadencia y ritmo en 1924. Posteriormente en 1931, con el objetivo de conseguir un arte libre de materialismo, se une al movimiento de la Creación-Abstracción y pasa a dedicarse al final de su carrera a renovar el arte sacro: La caída de Babilonia. Semirretirado desde 1939, pasó los últimos años de su vida acompañado por sus discípulos, en una especie de comunidad espiritual. A destacar que en su trayectoria profesional, pese a evolucionar y ser partícipe de otros movimientos, nunca abandono los principios esenciales del cubismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario