miércoles, 25 de enero de 2017

Fuerzas especiales


Título original: Forces spéciales
Año 2011
Duración: 105 min.
País:  Francia
Director: Stéphane Rybojad
Guión: Michael Cooper, Stéphane Rybojad
Música: Xavier Berthelot
Fotografía: David Jankowski
Reparto: Diane Kruger, Djimon Hounsou, Benoît Magimel, Denis Menochet, Raphaël Personnaz, Tcheky Karyo
Productora: Easy Company / Studio Canal
Género Acción | Guerra de Afganistán

Sinopsis: Una periodista francesa enviada a Afganistán es capturada por los Talibanes y los franceses envían las fuerzas especiales a su rescate, y se lía la mundial.

Como se puede ver, guión original y trabajado donde los haya. Cuántas pelis se habrán hecho sobre los talibanes en los últimos años? Pues unas cuantas decenas, me supongo. Ofrece esta algo novedoso? Bueno, quizás. El rollito militar está presente en todos lados, las fuerzas especiales, superprofesionales y superpreparados, los talibanes superinútiles y supermalosos. Hasta ahí los tópicos. Donde más novedosa se muestra la cinta es en la relación personal que se establece entre las tropas de rescate y la mujer a la que rescatan. Ella era una periodista que estaba en Afganistán haciendo reportajes sobre la marginación y el maltrato de las mujeres en ese lejano y primitivo país. De hecho, le había dado bastante cera al comportamiento de las tropas francesas y a las medidas del gobierno francés, por lo que los soldados están bastante resentidos con ella.

Sin embargo, el destino y la supervivencia los une, de forma que esas rencillas iniciales quedan reducidas a cenizas y acaban formando una auténtica hermandad, apoyándose los unos en los otros. Esa es quizás la mejor aportación de la película. El desempeño militar es correcto, pero más de lo mismo, nada que no se haya visto antes, aunque es una producción francesa en esto está muy americanizada. La fotografía tampoco está nada mal, con buenas escenas en entornos sobrecogedores.

Una mezcla entre película bélica, aventuras y drama. Quizás esa mezcla de elementos hace que sea más visible por cualquier público, no solo por los que gustan del cine bélico. Lo peor es la visón partidista y subjetiva de todo el entramado, una recreación de aquellas pelis de indios y vaqueros que se hacían en el siglo pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario