martes, 3 de enero de 2017

Ford Thunderbird


El Ford Thunderbird, un coche espectacular donde los haya. Fabricado por la marca americana entre 1955 y 1957. Curiosamente, se desarrolló prácticamente al mismo tiempo que el Corvette. Más que un rival de los coches deportivos europeos, Ford introdujo un nuevo segmento en el sector del automóvil, lo que se podría definir como el coche de lujo a pequeña escala, no para las masas. Su principal cualidad era ésa, el lujo, el comfort, la elegancia, el exceso, por decirlo así, más que la velocidad.  Creo que, erfectivamente, dieron en el clavo con lo que querían lograr.
El Thunderbird se presentó, cómo no, en la feria de Detroit de 1954, mientras que la primera unidad para venta veía la luz en septiembre del mismo año. Nada menos que se recibieron 3500 órdenes de compra durante los diez primeros días que el vehículo se puso a la venta. Otra cifra elocuente: se estimaba alcanzar una producción de 10.000 unidades y en 1955 ya se habían vendido más de 16.000. Finalmente se acabaron fabricando 53.166 unidades de este modelo.

El modelo de serie permitía retirar el techo, que era de fibra de vidrio, aunque existía la opción de sustituirlo por capota. Equipaba un motor 292 Y-block V8 que le permitía alcanzar velocidades de 110-120 mph.  El cambio podía ser manual o automático. Tenía detalles curiosos, como la apertura de las puertas desde el interior mediante un botón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario