lunes, 2 de enero de 2017

Carpe Diem "Carpe Diem"

Carpe Diem "Carpe Diem" Thrash/ Crossover 1993
Temas:
1. Aprendiz
2. El Abismo
3. Abracadabra
4. No imaginaba nada
5. La luna y el sol
6. Laberinto
7. Último Resorte
8. La Máquina
9. Último Resorte
10. Nuevo Orden

Formación:
Pepo Sánchez: Guitarra
Alex del Pozo: Bajo, cantante
Zape: Batería


Carpe Diem era una banda creada en Hospitalet del Llobregat en 1989. Arrancaron su carrera en 1991 con la demo Aprendiz y debutaron con su primer larga duración con este álbum de título homónimo editado en 1993 por Tralla Records.
Pésima producción y peor distribución una auténtica chapuza, aunque en el plano musical tampoco hay practicamente nada que destacar, salvo que el mejor de la banda era Alex del Pozo y su labor como bajista. Una mezcla entre Thrash, Hardcore y Crossover, para situarnos, hacen una mezcla entre los Legion y los Beer Mosh.
Arrancamos con un tema de dos minutos que no tiene ninguna historia como es el Aprendiz, tan solo destaca el bajo y la voz de Alex del Poz. Las composiciones son realmente pobres como el abismo. Un tema donde el bajo va por una parte y la música por otro. Les falta garra, les falta creatividad y sobre todo les faltaba muchísima calidad, una banda muy amateur.
Abracadabra es un corte algo más ambicioso, ronda los cuatro minutos. El tema arranca con un buen ritmo pero lleva al oyente a la confusión, por momentos te parecen más una banda de rock estatal que una banda de Thrash/ Crossover como nos vendían. El primer solo surge en este tema, y los cambios de ritmo son flojísimos pero al menos intentan algo nuevo.
No imaginaba nada trata de sonar más oscuro, después de la típica intro del bajista, se arranca con velocidad y se agradece el mínimo de agresividad que muestran pero sin potencia ninguna, esa es una de las características de esta banda.
Es el típico debut con dudas, tampoco se puede tener en cuenta. Uno escucha temas como la luna y el sol, y se da cuenta de estas cosas. Es un tema donde surgen los primeros riffs y solos melódicos de todo el álbum, trata de poner el cebo comercial.
Laberinto es un corte de tres minutos que tiene un riff que tira de groove que prometía, pero la falta total de ambición en su sonido, la falta de pegada total, condena por completo este tema y todos los temas de este flojísimo trabajo.
Aún así es una banda que tuvo cierto éxito, sobre todo a nivel local, lo mejor de ellos eran sus letras, que conseguían conectar con el público como último Resorte. El más allá no aporta gran cosa y Nuevo órden al menos tiene velocidad y un toque en el riff más Thrash, pero sin ritmo ninguno, una de las características de esta banda, que suena hasta mal en muchos momentos del álbum, falta de sincronización, sonido amateur, falta de potencia, falta total de creatividad y nulo feeling, tan solo unas buenas letras y la velocidad de los temas, salvan de la quema el debut de Carpe Diem.



No hay comentarios:

Publicar un comentario