martes, 1 de noviembre de 2016

Yo, René Tardi (Prisionero de guerra en Stalag IIB)

El maestro Tardi vuelv e a las andadas con el segundo tomo sobre la guerra dedicado a la memoria de su padre Como no avanzábamos lo suficiente, recibíamos culatazos y golpes de gummi en la columna y los riñones. Además del frío, estaba la imponente y brutal presencia de los Posten que nos dirigían, frenéticos por incrementar la distancia entre el Ejército Rojo y sus asquerosos culos, pero no había forma de avanzar más rápido. Segunda parte de Yo, René Tardi, la obra del célebre autor de La guerra de las trincheras y ¡Puta guerra!, donde relata la historia de su padre durante la Segunda Guerra Mundial en el campo de concentración de Stalag IIB. Un paso más en la carrera de quien mejor ha sabido retratar en el cómic los horrores de la guerra.


se ha hecho famoso por sus obras ambientadas en la I Guerra Mundial y la manera como ha detallado esas batallas de nunca ganar que compusieron la Guerra de las Trincheras (muchas se las contó su propio abuelo). Pero ahora este maestro de la bande desinée da el salto temporal y presenta la historia de su padre, René, un soldado de 25 años que es hecho prisionero de los ‘boches’ en la batalla del Somme, un hombre que termina rebautizado con el número 16.402, un francés que debe soportar el peso histórico de la humillación.“Le pedí a mi padre que escribiera sus memorias sobre la guerra e hizo cuatro cuadernos. ¡Imagínese! Pero él murió y como un homenaje decidí dibujar estos textos pero haciéndole muchas preguntas que en la vida real nunca pude hacerle”, cuenta Jacques Y eso explica por qué ambos, padre e hijo, se interrelacionan a lo largo del relato. Y por qué uno sermonea al otro, lo interrumpe, lo cuestiona. Es un padre de cuarenta y pico contándole una historia a un adolescente.Una precisión: esta recomendación es también una excepción, porque solo se ha publicado el primer volumen de “Yo, René Tardi”. O sea, no es una obra completa aún. La edición en francés data del 2012, en español es del año pasado. Sin embargo, desde ya anticipo que compraré el segundo y último volumen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario